El Ing. Agr. Aníbal Fernández Mayer lideró el taller ¿Cómo hacer de la ganadería de carne y leche un buen negocio? y Diego Chiatellino brindó su know how sobre “Estrategias de manejo e intervención para buscar el mejor resultado productivo y económico en la empresa ganadera”.

Jueves 3 de diciembre – Jornada: CREATIVIDAD PARA AGREGAR VALOR A NUESTRO NEGOCIO GANADERO

Hoy comenzó en Rosario de la Frontera –Salta-, el primer día de la Jornada Ganadera organizada por Expoagro para comprender los desafíos y oportunidades que se abren en el norte argentino. Con propuestas creativas y de la mano de expertos interlocutores, se busca arribar a nuevos paradigmas que permitan potenciar la ganadería en el NOA. 

“La ganadería de carne tiene por delante una excelente oportunidad y perspectivas, tanto en el mercado interno como en el externo, para volver a recuperar un lugar que nunca debió perder –enuncia durante la charla el Ing. Agr. Aníbal Fernández Mayer y ante un auditorio con capacidad completa-. Pero para aprovechar los próximos “vientos” que soplarán no bastará con la apertura de los mercados de exportación o el incremento de los precios de la hacienda, sino que se deberá trabajar y mucho,  bajando  los costos de producción sin alterar la productividad del sistema”. Para poder  hacerlo, se requiere aplicar una de las tecnologías más importantes, que no se compran en ningún negocio, y que está infundada en la “tecnología del conocimiento”, según afirma Mayer.

Existen muchas herramientas disponibles para mejorar la producción ganadera “tranqueras adentro”, entre ellas, una de las más importantes es la capacitación del empresario, empleados y asesor profesional para mejorar el nivel de conocimiento y experiencia, buscando hacer más sustentable el sistema productivo. “Cada empresa debe tener su propio Proyecto Ganadero, ajustado a las características del lugar y demandas del empresario y su familia, donde se fijen objetivos tales como dar previsibilidad al sistema definiendo categoría, número y peso final de los animales que se venderán. Asimismo, estimar la fecha de venta, monto de ingreso y los principales costos directos e indirectos con varios meses de anticipación”.

Establecer un planteo técnico-económico de la actividad cría y/o engorde y la planificación de los recursos alimenticios (forrajes frescos, conservados y concentrados) necesarios para cumplir con la meta establecida; y definir un programa de ventas estratégicas que permita generar un Flujo de fondos o de caja (Cash Flow) financiero adecuado a las expectativas de la empresa a lo largo del período productivo son algunos de los tópicos que propone el Ing. Agr. Mayer.

“En el norte argentino, los costos de los fletes afectan la rentabilidad de las producciones agrícolas (soja, maíz, girasol, algodón, etc.) y ganaderas (carne y leche, lo que vuelve determinante la continuidad de estas producciones. Además, existe una variedad inmensa de subproductos de agroindustria que no siempre es aprovechada de la mejor forma posible. Como sector productivo no podemos modificar los costos de los fletes, sin embargo, podemos mejorar la ecuación productivo-económica de la empresa utilizando todos los recursos alimenticios locales que se disponen para transformarlos en más producción y mejor calidad de carne o leche”, sostuvo el especialista en un pasaje de su charla.

A modo de cierre, y como síntesis de su exposición, el  profesional brinda el siguiente mensaje: “Los productores ganaderos y asesores del país, en especial del norte argentino, tienen por delante una extraordinaria oportunidad para mejorar los sistemas productivos de carne y leche. Lo que hace falta no es nada sencillo pero sí posible: mejorar el nivel de tecnología del conocimiento, a través de diferentes tipos de capacitaciones –como lo es esta jornada impulsada por Expoagro-, definir un proyecto ganadero para cada empresa de acuerdo a sus características y a los objetivos de la familia agropecuaria, y finalmente, utilizar de la mejor forma posible todos los recursos alimenticios locales para incrementar la producción y mejorar la calidad de carne y leche con el menor costo posible”.

ESTRATEGIAS PARA CONSEGUIR LOS MEJORES RESULTADOS

El cierre del primer día de la Jornada estuvo a cargo del Productor Ganadero Diego Chiatellino, quien desde su rol de empresario de su propia compañía ganadera -Don José Agropecuaria S.A-, brindó su know how sobre “Estrategias de manejo e intervención para buscar el mejor resultado productivo y económico en la empresa ganadera”. Durante la disertación, presentó los principales resultados (productivos, económicos, de gestión y organizacionales) obtenidos en los últimos 15 años y los ejes del Sistema Productivo que explican  la evolución de los mencionados parámetros. Una de las claves de ello fue la jerarquización de todo lo referente a la “Tecnología del conocimiento  y la información”.

El principal objetivo de todo proceso productivo consiste en buscar la mayor productividad con los menores costos posibles. En Ganadería de carne hay mucho por hacer tranqueras adentro y al alcance de los productores. Se le asigna a los mercados, a las organizaciones intermedias o al  gobierno de turno como el gran  responsable de la falta de productividad y rentabilidad de la Ganadería. Si bien este comentario puede ser cierto, en parte,  nosotros, los productores, tenemos mucho por hacer dentro de nuestros propios campos para mejorar esta realidad”, fundamentó Chiatellino.

En otra instancia del encuentro afirmó: “Debemos contar con la mejor información posible, hacer un control y monitoreo del proceso en forma constante, elaborar  una buena planificación de los recursos alimenticios, forrajeros y también de las ganancias de peso por época –otoño, invierno, primavera y verano-. Todos estos componentes deben responder a objetivos claros, buscando que la ganadería sea previsible y sustentable. Con toda esta información podemos tomar decisiones en tiempo real haciendo los ajustes del caso cuando los resultados se alejan de lo planificado.”

Como resumen y ya para concluir su presentación, el productor ganadero fue rotundo: “En el proceso de toma de decisiones, se deben determinar primero y claramente los objetivos económicos y productivos que se persiguen. Segundo y no por eso menos importante, entra en juego la recopilación de datos, ensayos, planificación económica y productiva y el seguimiento diario. Por último y ya como resultado de lo realizado, evaluación y fijación de nuevos objetivos. De la confiabilidad y amplitud de la información y controles dependerá el éxito productivo y económico y financiero del sistema ganadero”.

Descargar gacetilla: click aquí

Descargar foto1, foto2, foto3

 

Te puede interesar: