04/12 – CONECTADOS CON EL MUNDO

diciembre 4, 2015 / by / Category : Prensa

Viernes 4 de diciembre – Cierre de la Jornada CREATIVIDAD PARA AGREGAR VALOR A NUESTRO NEGOCIO GANADERO

A sala llena, con un auditorio calificado y profesionales de primera línea, cerró con total éxito el segundo y último día de la Jornada Creatividad para Agregar Valor al Negocio Ganadero.   Los máximos referentes y especialistas del ambiente, se dieron cita durante 2 días en Salta para pronunciar propuestas creativas e ideas factibles de implementar. El cierre estuvo a cargo del Lic. Ignacio Iriarte –consultor privado y productor agropecuario-quien detalló la situación actual del mercado ganadero y trazó las perspectivas para el futuro.

Ciclo ganadero, mercado interno, sistemas de producción y comercialización predominantes, mercado internacional de la carne vacuna, características de las diferentes regiones productivas del mundo y potencial del comercio internacional fueron algunos de los contenidos  abordados por el Lic. Ignacio Iriarte durante el cierre de la jornada.  

El consumo interno fue el eje principal de su charla y lo consideró fundamental en la formación de los precios de toda la hacienda. “Lo que estamos viviendo en estos días es lo que puede pasar más adelante. El consumo, que representa el 93% de la demanda, está reaccionando con mucho nerviosismo a la idea de reducir la ingesta de carne. Y consecuencia de esto es el reciente aumento de precios. Los valores que se están pagando ahora por la carne en el mercado interno son los más altos de los últimos 40 años, lo que nos lleva a deducir que en la suba de la hacienda el gran protagonista es el consumo y no la exportación”, sostuvo el profesional.

El consultor privado consideró que el atraso cambiario es tan grande, “que aunque a la exportación le dieran la liberación del tipo de cambio en un 30 a 35%, y al mismo tiempo la quita de retenciones, lo que mejoraría su poder de compra en un 50%, los precios pegaron un salto extraordinario aún sin devaluación anunciada”. Asimismo, Iriarte prosiguió con su línea argumental y sustentó que “es muy probable que el año próximo, el stock ganadero, que hoy se ubica en los 52 millones de cabezas, crezca, reduciéndose en consecuencia la faena, que podría pasar  11.8 / 12.1 millones de cabezas”.

Una combinación de tres factores permite proyectar para Iriarte una visión optimista para la ganadería en los años venideros. El primero es que habrá una restricción de oferta explicada por menos faena y más hembras enviadas como futuras madres a los campos. El segundo factor es que habrá una devaluación y una quita de retenciones, y ambas cosas combinadas mejorarán el poder de compra de la industria que tendrá mejores posibilidades de exportar. Por ende se quitará carne del circuito del consumo. Y el tercer factor es que se aumentarán las exportaciones y se volverá a poner en línea a la Argentina con sus competidores en los precios del ganado. “Hoy estamos cerca de 5 dólares por kilo de novillo en gancho, mientras que Brasil lo tiene en 2,60 dólares. ¿Cuál es la magnitud en la mejora del tipo de cambio para que nuestro producto se reduzca un 50% y entre en línea con lo que puede valer el novillo en gancho por ejemplo en Uruguay, donde se ubica en los 3,20 dólares?”, se pregunta el analista ganadero.

Argentina produce 65 kilos per cápita en términos históricos, consume 60 y exporta 5. Y la realidad es que ya no hay donde ajustar. El gobierno kirchnerista ajustó reduciendo las exportaciones. Si se cumplen esos tres factores, y si Argentina creciera en su stock vacuno a razón de 1 millón de cabezas por año, todo conducirá a una baja en la cantidad de carne por habitante que bajaría a 50-52 kilos. “Y ya hemos visto que el consumo, debajo de los 60 kilos, reacciona de manera histérica. Por eso el salto de precios de la carne y es precisamente la respuesta de los consumidores locales a una restricción circunstancial de la oferta. Por poner un ejemplo, el novillito en Liniers hoy cuesta entre 30 y 32 pesos por kilo vivo”, puntualizó Iriarte.

La conclusión a la que arribó el analista es que “Estamos entrando en niveles sensibles donde encontramos una enorme resistencia, que se traduce en la famosa inelasticidad de la demanda. Necesitamos grandes subas de precio para producir pequeñas caídas en el consumo. Hemos llevado demasiado lejos la liquidación de ganado. Argentina tiene 5 millones de habitantes más y 8 millones de cabezas menos. Elegir entre exportación o consumo, esa es la dicotomía. En Argentina la carne es un bien escaso. Yo considero que de aquí en adelante, el mercado se acomodará con menor consumo, más exportación, mejores precios y un crecimiento moderado del stock vacuno”.

Los mercados ganaderos: situación actual y perspectivas

Argentina factores favorables

  • Imagen de la carne argentina
  • Stock ganadero considerable
  • Industria frigorífica y feedlotera moderna
  • Gran cantidad de granos y subproductos disponibles
  • Baja productividad de la cría. Alto potencial
  • Mejora genética
  • Liberalización del Comercio Mundial
  • Gran producción de carnes sustitutas
  • Favorable status sanitario
  • Escasez de oferta

Mercado Internacional

  • Caída moderada del volumen y de los precios del comercio internacional
  • Expansión del comercio de ganado en pie
  • Fuerte aumento del precio del ganado en EE.UU. y Australia
  • Apertura de Corea y Japón a países que vacunan contra la aftosa
  • Estancamiento y retroceso de la producción mundial de carne vacuna

Descargar gacetilla: click aquí

Descargar foto1, foto2, foto3

 

 

 

 

 

Te puede interesar: