Como todos los años, la emblemática firma vuelve a ser parte de Expoagro y será otra vez auspiciante de la exposición con su línea de tolvas. Un producto en el que la compañía oriunda de Colón siempre se perfecciona y marca el rumbo.

Con sus casi 90 años de trayectoria y prestigio, su nombre es sinónimo de tolvas. Un legado que se transmite de generación en generación, pero que siempre tiene el mismo horizonte: apuntar a la mejora continua de los equipos que se fabrican en la planta que la empresa familiar posee en la localidad bonaerense de Colón. Y es esa dedicación exclusiva lo que explica que Cestari sea nuevamente auspiciante de Expoagro con su tolva.

La nueva edición de la exposición, que tendrá lugar del 7 al 10 de marzo en el flamante predio estable de San Nicolás, sobre el kilómetro 225 de la Ruta Nacional 9, contará como en todos los años anteriores con la presencia de la compañía. “Más allá se la sencillez de nuestro producto, el hecho de acompañar a grandes empresas y ser parte de la marquesina de Expoagro nos hace sentir privilegiados”, comenta Juan Andrés Cestari, uno de los directivos de la empresa.

La expectativa y el optimismo reina en la firma de cara a lo que sucederá durante la exposición. “Vemos en la gente otra predisposición, la cual se transforma en inversión cuando está acompañada de herramientas impositivas y financieras”, asegura el hijo de Néstor Cestari, titular de la Pyme familiar.

“Durante el año pasado nosotros produjimos y vendimos más tolvas”, resalta Andrés y aclara que vio un fenómeno similar en toda la cadena agroindustrial. “Se generó un círculo virtuoso que comenzó a manifestarse”, acota y pone como ejemplo la recuperación de un cultivo de invierno como el trigo, que había perdido mucho terreno en los últimos años.

“Nos sentimos muy diferentes a años atrás. Si bien aún hablamos mucho de sensaciones, hoy podemos observar otro ánimo en el productor, más predispuesto a invertir en la medida de sus posibilidades”, sintetiza. A este buen escenario que se vislumbra y las perspectivas positivas para el futuro, la firma surgida de un taller fundado en 1927 por Don Andrés Cestari promete como siempre compromiso y altas “dosis de trabajo”, una receta que ya es añeja dentro de la familia.

En cuanto a las novedades que llevará a la exposición, la compañía presentará las orugas para tolvas y cosechadoras que tienen como objetivo primordial resolver los problemas de piso. “Reducir la compactación del suelo efectuada por el paso de la maquinaria cada vez más pesada es un compromiso que hemos asumido”, afirma el joven directivo, en lo que representa una nueva etapa dentro de la compañía. “Estamos tratando de incorporar elementos que ayudan al equipo de cosecha y al contratista. Siempre estamos atentos a lo que puede llegar a necesitar el hombre de campo”, sentencia.

También estará presente toda la línea de tolvas de la empresa, en especial el acoplado tolva autodescargable con módulos de polímero que recientemente obtuvo una mención especial por su Diseño Industrial en los premios Ternium Expoagro a la Innovación Agroindustrial. “Es un producto que está en su etapa inicial en Argentina, pero que en Brasil lo utilizan desde hace mucho tiempo”, apunta Cestari. En cuanto a sus ventajas, se trata de un producto modular, con un tubo sinfín desmontable y un ancho de transporte de 3,4 metros. Además, el cambio a un material no corrosivo implica un menor mantenimiento. “Si bien ya habíamos hecho productos modulares en chapa, esta tolva es una novedad y esperamos tener una buena aceptación en el mercado”, puntualiza.

Siendo una empresa casi centenaria, Cestari fue también pionera en el país en la apertura hacia el comercio exterior y en la actualidad sus productos llegan a más de 25 países. “Somos una Pyme familiar, pero con mucha dedicación a las exportaciones”, afirma Juan Andrés. “Al fabricar un solo producto, nos obliga a buscar nuevos mercados de manera permanente”, explica y pone como ejemplo su presencia en el Mercosur, Centro América, América del Norte, Europa, Asía y Oceanía.

La incidencia de la compañía en los mercados internacionales también depende de su participación en las grandes exposiciones agrícolas, como la que tuvo lugar en noviembre pasado en Bologna, Italia. Para Cestari, la participación en EIMA significa “jugar en las ligas mayores, y eso también lo hacemos de la mano de Expoagro”, quien mantiene un acuerdo de cooperación con distintas ferias agrícolas de todo el mundo con la intención de garantizar la presencia de sus clientes en mercados estratégicos. “La inclusión en estas misiones no es un trabajo de un día para otro sino un proyecto a largo plazo, que requiere un compromiso constante y un perfeccionamiento y especialización cada vez mayor en nuestro producto, donde las normas de exigencia son muy grandes”, concluye.

Descargar gacetilla, aquí.
Descargar foto en alta, click acá.

Te puede interesar: