Alemania tiene un promedio de 78 cerdos por hectárea, España 51, China 75 y Argentina solo 1,3. “Acá tenemos espacio, agua, granos y clima para expandirnos. Hay empresas del exterior que están pensando en desarrollar el mercado argentino. Ellos ven algo que nosotros no”, dijo Jorge Brunori, de INTA.

El sector porcino es uno de los que más creció en el último tiempo. En 2002 el consumo interno de cerdo estaba en los 6,4 kilos pér cápita. El año pasado se alcanzaron los 12,5 kilos según el Ministerio de Agroindustira. Aunque si se toman los datos de la Asociación de Productores Porcinos, el número llega a 16 kilos por habitante.

Consciente de esta realidad, Expoagro le da en la presente edición un rol central a la actividad. Tal es así, que dispuso por primera vez de una carpa porcina donde diferentes empresas y entidades exponen sus productos y servicios. Entre ellas, Hormitec (pisos de slat), Extrutex Importador (Bombas Dosatron), Biofeed (nutrición animal), Los Robles-Adifib (servicios en nutrición), Textil Calchaqui (cortinas perimetrales para granjas), Impec (tratamiento de efluentes con bacterias), Termoplast (equipamientos para granjas), Argenfeeders (comederos de acero inoxidable), Asociación de Productores Porcinos de Santa Fe (Apporsafe), Agricultores Federados Argentinos (inseminación artificial y alimentos) y Elianca (procesadoras de alimentos balanceados).

En la exposición, el INTA también presentó la 12ª edición de FeriCerdo, que se realizará el 24 y 25 de agosto en la localidad cordobesa de Marcos Juárez. Hoy, el médico veterinario de esa experimental, Jorge Brunori, dio una disertación.

Allí, Brunori aseguró que durante el último año se aumentaron 47% las exportaciones porcinas hasta alcanzar las 11 mil toneladas. No obstante, indicó que todavía el país tiene mucho potencial para desarrollar, ya que las exportaciones argentinas representan apenas el 0,15% de un mercado mundial dominado por la Unión Europea, Canadá, EEUU y Brasil.

“Por ejemplo, Alemania tiene un promedio de 78 cerdos por hectárea, España 51, China 75 y Argentina solo 1,3. Es decir, tenemos espacio, agua, granos y clima para expandirnos. Por eso no puede ser que sean solo 11 mil toneladas exportadas. De hecho, ya hay empresas del exterior que están pensando en desarrollar el mercado argentino. Ellos ven algo que nosotros no”, aseveró Brunori.

A su vez, el especialista afirmó que el consumo interno seguirá aumentando en los próximos años.
“Si la carne bovina vuelve a las 800 mil toneladas exportadas es probable que incremente su precio y los argentinos encuentren en la carne de cerdo una alternativa, como ya hicieron con la de pollo”.

Por último, Brunori aseguró que los pequeños productores, que cuentan con el 60% del stock, deberán poner eje en la escala productiva, la visión empresarial con una mirada estratégica y el mejoramiento de la eficiencia. “La incorporación de tecnología de bajo costo y el asociativismo son factores muy importantes”, finalizó Brunori.

Descargar gacetilla, aquí.
Descargar foto en alta, click acá.

Te puede interesar: