Los fabricantes de maquinaria son actores protagónicos de Expoagro. Marcelo Valfiorani, presidente de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (CAFMA), analiza las claves del sector de cara al nuevo año. 

Es sabido que la industria metalmecánica respira al mismo ritmo que los productores y contratistas. Por ende, los cambios en las retenciones aplicadas a los principales cultivos y el mejoramiento en el tipo de cambio también son tomados como un aliciente en el sector de la maquinaria agrícola.

Pero la mejora en el estado de ánimo no alcanza. “Esperamos ver lo que suceda después de la cosecha y los cambios en las tasas de financiamiento para la compra de maquinaria, que necesitamos se las bonifique y desciendan al 15%”, expresó Marcelo Valfiorani, presidente de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola, para agregar que también esperan ansiosos que se implemente una desgravación impositiva o amortización acelerada para la compra de bienes de capital como la maquinaria. “Son dos sistemas distintos que vamos a ver de qué manera encuadran. Pretendemos que si hay una rentabilidad de la cosecha se vuelque a renovar la maquinaria, que es un sector que necesita generar y mantener mano de obra”, apuntó el ejecutivo al describir la situación que vive la industria en la previa a Expoagro.

En el plano de las ventas al exterior, desde CAFMA ansían algunas medidas que le devuelvan al sector su competitividad. Valfiorani destaca los cambios en los derechos de exportación y la posibilidad de contar con créditos para financiar las ventas al exterior. También pone de relieve el reacomodamiento de los costos de los insumos y el freno a la inflación, “fundamental para que todas las demás medidas no se vean desvirtuadas”, dice.

“Hemos sido muy exitosos en la exportación de sembradoras, tenemos un alto nivel de calidad y aceptación. También somos exitosos en la exportación de pulverizadoras, tolvas, secadoras, plataformas maiceras y girasoleras. Argentina tiene patentes internacionales que incluso se comercializan en Estados Unidos”, relató el empresario al destacar la oportunidad que tiene el país de insertarse en el mercado mundial si se dan las condiciones.

Corazón del interior

Se estima que hay cerca de 800 empresas fabricantes de maquinaria agrícola en la Argentina. De ellas, 210 están asociadas a la Cámara. La mayoría –un 47%- están radicadas en la provincia de Santa Fe, un 30% en Córdoba y otro 20% en Buenos Aires.

Aunque no se trata de cifras oficiales, las estadísticas le atribuyen al sector metalmecánico el empleo de entre 40.000 y 50.000 mil personas. Según el directivo de CAFMA, lo verdaderamente loable es que en 2015, a pesar de la crisis, el sector haya mantenido la mano de obra. “Somos industrias del interior. En un 90% la fabricación de maquinaria agrícola se hace en localidades de entre 15.000 y 20.000 habitantes. El hijo del dueño de la fábrica juega en el club con el del empleado, van al mismo colegio, y todos nos encontramos a la vuelta de la esquina. De ahí que el compromiso social que tiene una fábrica sea muy grande. Todos, jefes y empleados, convivimos en el día a día”, relata Valfiorani.

El suyo es un ejemplo claro. Lincoln, en la provincia de Buenos Aires, tiene 35.000 habitantes. Allí Valfiorani tiene su empresa Ingeniería Mega -dedicada a la fabricación de secadoras de granos y generadores de calor para quema de biomasa-, con 150 empleados. “Conocemos a nuestros empleados y su problemática, si está ampliando la casa o tiene un chico enfermo. A veces les salimos de garantía si tienen que sacar un crédito. Por eso despedir a alguien es una gran preocupación”, relata el empresario, que también participará como expositor de Expoagro.  “Además, detrás de cada uno hay una historia. Muchas veces es gente que hace muchos años que trabaja, o hijo de un viejo empleado, o se fue capacitando con el crecimiento de la empresa. Hay mucha inversión detrás de cada empleado calificado”, agrega.

Descargar gacetilla: click aquí

 

Te puede interesar: