El nuevo espacio creado por Expoagro para conocer al detalle las últimas tecnologías abrió sus puertas todas las mañanas con una dinámica centrada en drones, los dispositivos más modernos utilizados en la producción agrícola.

Las personas alternan la mirada hacia el cielo y hacia la pantalla gigante dispuesta frente al escenario del Tecnódromo. El objetivo es seguir los pasos del dron que sobrevuela el lote dispuesto para las dinámicas. Se trata de la actividad que todos los días a las 10 abre este nuevo espacio creado por Expoagro para exhibir los últimos avances e innovaciones en materia tecnológica.

La “Dinámica de Drones” consta de una breve demostración de las múltiples aplicaciones que posee esta herramienta en el campo, útil para recoger y procesar datos de alta calidad de manera fácil, eficiente y consistente. “Es una tecnología nueva y por eso es importante ir educando a los productores y mostrándoles cómo funciona y cuáles son sus verdaderos alcances”, resume Ricardo Bergmann, titular de Tagüai, la firma argentina que posee la comercialización de los productos de Precision Hawk, la compañía norteamericana especializada en la fabricación de drones.

Sin embargo, los visitantes que se acercan, tanto a la dinámica como al stand que la empresa posee en el lote 968 de la exposición, demuestran que están muy informados acerca de las características y aplicaciones de los drones. Las inquietudes en realidad pasan por cuestiones muy concretas, como por ejemplo cómo resolver problemas de malezas o lograr un efectivo recuento de animales. Las consultas, a su vez, no se limitan únicamente a la actividad agraria o ganadera, y productores de cítricos, caña de azúcar o viñedos también buscan utilizar esta tecnología para eficientizar su producción.

En la demostración realizada en el Tecnódromo se utiliza un dron DJI Matrice 100 que con sus sensores recopila datos de forma aérea, que luego serán analizados a través del DATAMAPPER. Esta especie de App Store recopila 17 aplicaciones automatizadas que brindan todas las soluciones que busca el productor para reducir los costos e incrementar sus ganancias. Por medio de algoritmos, las distintas aplicaciones procesan los datos obtenidos y los convierte en información, según los requerimientos de cada cliente.

En la actualidad, Taguay se encuentra presente en toda la cadena. Por un lado, vende los drones en tres tipos de modelos: Lancaster, DJI Phantom 4 y DJI Matrice 100. Por otro lado, la firma proporciona servicios de operadores de vuelo y de DATAMAPPER mediante el pago de un abono que depende de la intensidad de utilización, y que varía de 250 dólares para un básico hasta 2200 dólares para los productores que utilizan intensamente el software. Y en el último tiempo, la empresa ha incursionado en el desarrollo de sus propias aplicaciones: “Estamos trabajando en tres frentes, haciendo un algoritmo que detecte sorgo de Alepo resistente en soja y que puede ser la puerta de entrada para determinar otras malezas en cultivos. Otra es en conjunto con el INTA sobre ajustes de fertilización de nitrógeno en trigo y maíz. Y la última es sobre recuento de plantas.

Descargar gacetilla, aquí.
Descargar foto en alta, click acá.

Te puede interesar: