Expoagro fue una fiesta. En cuatro días se acercaron 132.000 personas y se realizaron negocios por un monto de 8.000 millones de pesos. Por primera vez fue visitada por un presidente de La Nación.

Expoagro siempre marca el inicio del año agrícola. Pero esta vez es el comienzo de una nueva época. La décima edición tuvo todo el viento de cola: el clima, ideal durante los cuatro días; el ánimo, positivo a partir de las medidas de gobierno; la asistencia, 132.000 visitantes nacionales e internacionales, la vuelta del Ministerio de Agroindustria y por primera vez en la historia, de un presidente de la Nación; y el financiamiento, fundamental para impulsar los negocios por 8.000 millones de pesos que se comercializaron en la feria.

La exposición más importante y profesionalizada del sector agroindustrial argentino cumplió sus diez años y fue testigo de un momento histórico. Durante cuatro días, del 8 al 11 de marzo, al campo El Umbral ubicado en el kilómetro 214 de la ruta nacional 9, en el corredor productivo Ramallo- San Pedro, se acercaron más de 132.000 personas para conocer las propuestas tecnológicas de 258 expositores dispuestos en los 135.000 metros cuadrados destinados a esta ciudad a cielo abierto.

Rodrigo Ramírez, gerente general de Expoagro, está tan sorprendido como todos y cada uno de los actores que han participado de este encuentro. “Es un balance totalmente positivo desde todo punto de vista. No llovió, la participación de la gente, la visita de toda la dinámica política que tuvo la feria desde el presidente de la Nación, Mauricio Macri, inaugurando la feria, la visita de la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y del gobernador de Santa Fe, Miguel Liffschitz, del diputado Sergio Massa, y muchos funcionarios más”, enumeró el ejecutivo.

“Todos comenzamos a disfrutar nuevamente de una naturalidad que habíamos perdido, como ver a un ministro de Agroindustria caminando por las calles, hablando con los productores, escuchando los problemas que hay que resolver, acompañado por todo su equipo trabajando desde aquí”, apuntó.

Al cierre, se estima que se negociaron en Expoagro durantre los cuatro días alrededor de 8.000 millones de pesos, “una cifra increíblemente mayor a la que veníamos viendo en los últimos años”, consideró Ramírez. Sólo el Banco de la Nación Argentina, a partir del anuncio de sus líneas de crédito con tasas subsidiadas, emitió 4000 certificados de bonificación equivalentes a 7400 millones de pesos. Se trata de líneas de crédito destinadas a inversión y capital de trabajo. Además, se registraron más de 800 operaciones realizadas con la tarjeta Agronación por 44 millones de pesos.

El shock del Banco oficial vino acompañado por el anuncio del Banco Provincia, que destinará al sector agropecuario unos 28 mil millones de pesos, y la oferta de otras 6 entidades de la banca privada, que se sumaron a este gran encuentro de negocios. Además de otras ofertas de bancos privados que también se animaron a lanzar créditos en dólares, acuerdos exclusivos con fábricas y automotrices; y las promociones independientes que propusieron los mismos expositores.

Por las calles de la feria, todos tienen un dato para aportar. A las 50 máquinas vendidas por Metalfor se suman los 300 tractores de Pauny, una decena de tractores de Agrale -que hizo su debut en Expoagro-, 15 sembradoras de Erca y otras 20 a la espera de la aprobación del crédito.  Y los datos siguen. Se vendieron grandes cosechadoras, volvió el interés por las sembradoras, los tractores, las tecnologías de precisión, los agropartes, pero también las pick ups, e incluso la ropa de trabajo que trajo Pampero. Y claro está, confirmando que volverá el equilibrio agrícola, desde Don Mario destacaron el interés por la compra de semillas de trigo.

Y volvieron con todo las vacas. En dos días y en dos remates que dejaron sin capacidad a la carpa dispuesta por el IPCVA en el sector ganadero, se vendieron 35.000 cabezas.

“Esto es un pequeño ejemplo de todo lo sucedido en la muestra y los expositores están muy contentos. Trabajamos mucho para hacer de esta una gran feria de negocios y lo hemos logrado. Necesitamos recuperar capacidad tecnológica para mejorar la productividad y acá quedó reflejado que el sector está en ese camino”, dijo Ramírez.

Los negocios internacionales también aportaron lo suyo. Solo el primer día de la feria, un operador australiano llegó a Expoagro y compró 200 extractores de granos a cinco empresas distintas. A las delegaciones internacionales se suman las rondas de negocio co-organizadas por Expoagro, Agencia Pro-Córdoba y Gobierno de Santa Fe. Durante dos días, setenta industriales y una decena de importadores de maquinaria agrícola acordaron, a corto plazo, operaciones por 8.000.000 de pesos y a largo, 25.730.000 pesos.

Bajo el lema “Tecnologías integradas para producir valor”, la muestra temática logró ir a fondo sobre cada aspecto de los agronegocios. El martes fue “Cultivar”, el miércoles “Proteger”, el jueves “Ganadería” y  el viernes “Recolectar”.

Y todo esto ocurrió en un contexto de encuentro, de reuniones, de planificación y proyección a largo plazo. También en medio de las tecnologías del futuro y las que ya están, y que atraen al mundo por su carácter innovador.

Cerró la décima edición de Expoagro, la del encuentro, la de los negocios, la del futuro. Empieza una nueva etapa para los agronegocios de la Argentina.

Descargar gacetilla: click aquí

Todas las fotos de Expoagro2016 se podrán descargar desde Google Photos

Te puede interesar: