Más de una decena de operaciones y consultas por doquier avalan los dichos de los ejecutivos de la empresa. Aún cuando ampliarán la producción de fertilizadoras, confían en que será insuficiente para atender la demanda.

Con un amplio abanico de productos para fertilización, henificación y forraje, desmalezamiento y agricultura de precisión, entre otros rubros, Yomel llegó a Expoagro con el objetivo de afianzar su lugar en el entramado nacional y generar nuevos horizontes a partir de su participación en la Ronda de negocios. “Y el balance es positivo”, coincidieron en señalar Fernando Núñez, referente de comercio exterior de la firma y el gerente de ventas Miguel Treviño.
Hallar un ser que refute la afirmación de que el viernes fue un día espectacular, es casi una tarea titánica. “Con menos horas de trabajo tuvimos más actividad que en un día común, con 94 charlas de negocios. La línea bonita fue la fertilización, aunque también hubo algo de pastos. Preveíamos que este año iba a ser un año de muchas fertilizadoras y creo que todos los fabricantes agotaremos el stock. Expoagro fue un excelente indicio”, comentó Treviño.

Quizás como hacía muchos años que no sucedía, hoy el hombre de campo no disimula su ansiedad. Por ello apunta a cerrar todo tipo de operaciones comerciales con un horizonte fijado en tres meses. “Superamos la decena de negocios. La gente hoy viene a Expoagro a finiquitar negocios, esto no se veía años atrás. En el único lugar donde cerrábamos ventas era Palermo. Pero Expoagro pasó a ser competencia de Palermo y la consolida como escenario para concretar negocios”, afirmó.
El ejecutivo reconoce que el momento “fantástico” que atraviesa el campo, con rindes récord y buenos precios, influyen en el ánimo del productor. “Además, el chacarero precisa estar actualizado con las herramientas y tener reposición. La pauta está en que en 2016 no se dio abasto con las sembradoras, y a nosotros, con fertilización, tampoco nos alcanzó. Este año pensamos incrementar el número, pero creo que tampoco va a ser suficiente”, comentó.

Los fierros más solicitados en esta edición de la Expo pasaron por el acarreo por cintas, incluso pensando en la dosificación variable. “También sumamos valor agregado a la fertilización con banderilleros satelitales. Cada fertilizadora entregada va acompañada de un banderillero satelital de barra de luces, que es parte de la agricultura de precisión a la que apuntamos seriamente”, se ufanó.

A su turno, Fernando Núñez contó que a través de las rondas de negocios, se estableció contacto con países tan disímiles como Ucrania, Mozambique, Australia, Nueva Zelanda, Colombia, Chile, y en forma virtual, Venezuela y Bolivia. Sobre el interés externo, explicó que productores, intermediarios, cooperativas y hasta importadoras de agroquímicos que quieren comenzar a trabajar con maquinaria agrícola, tejieron lazos con la firma. “Tenemos respuestas para cada uno de esos mercados, pero hay que saber adaptarse”, completó Núñez.

Descargar gacetilla, aquí.
Descargar foto en alta, click acá.

Te puede interesar: