Sin olvidarse del impacto que la sequía provoca en la ganadería, diferentes especialistas coincidieron en que la Argentina va camino a recuperar el protagonismo que supo tener en los mercados externos. Durante las disertaciones, que se realizaron en la 12ª edición de Expoagro, también se destacaron virtudes de la raza Brangus para fortalecer al negocio ganadero.

La jornada “Ahora, Brangus” tuvo nuevamente lugar en Expoagro, que hasta el viernes realizará su 12ª edición en el KM 225 de la RN 9 de San Nicolás. En el auditorio del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), diferentes especialistas resaltaron el aporte de la raza en el mejoramiento de la productividad y la rentabilidad del negocio ganadero. Durante tres charlas que promediaron los 40 minutos cada una, también se analizaron cuestiones técnicas y de mercado sobre la actualidad del sector.

El puntapié inicial lo dio el Dr. Juan Cruz Muriel, gerente técnico del Laboratorio Biogénesis Bagó, quien abordó temáticas de manejo y sanidad que buscan mejorar las mermas, para optimizar la producción en rodeos de cría.

Luego fue el turno del Dr. Jorge Torelli, consultor del BID y gerente general de Frigoríficos Mattievich, quien realizó una presentación sobre qué tipo de novillo demandarán los mercados y la óptima integración de la res. 

“Nuestro mercado más importante es China que ha crecido fuertemente, está apareciendo incipientemente Rusia y seguimos pendientes de la apertura del mercado americano. El desafío de los productores y la industria ahora pasa por ensamblar el consumo interno para poder integrar una media res con un alto valor que termine derramándose sobre toda la cadena, que tiene muy buenas perspectivas. Independientemente de la coyuntura actual de sequía, donde ya se puede escuchar que los precios se han derrumbado en los remates de invernada, hay que apuntar al largo plazo”, sintetizó Torelli.

En cuanto al posible acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea, Torelli opinó que “está muy trabado porque hay un lobby muy fuerte, principalmente de Francia, donde son férreos opositores a permitir carne sin arancel de ingreso. Los tratados de libre comercio son un ida y vuelta. En ese contexto, ellos piensan en vendernos tecnología y automóviles, algo que a Brasil le da un poco de escozor”.

Si bien consideró importante el acuerdo con China para exportar carne enfriada y congelada con hueso, el especialista mencionó algunos aspectos a resolver para desarrollar ese mercado. “Todavía no está operativo porque faltan algunas cuestiones técnicas y de certificación. Hay muy pocas plantas inspeccionadas y estamos pidiendo que habiliten más, porque el volumen que podamos exportar está atado a ese punto. Por otro lado, hay una contra geográfica para llegar con carne enfriada, la cual tiene un vencimiento de 120 días. Se necesitan al menos entre 45 y 50 días de viaje para llegar con la mercadería, por lo que no colmamos las expectativas de muchos importadores. De hecho, la única forma de entrar con carne enfriada a Shanghái o Beijing es a través de vuelos aéreos con una escala en Dubái o el norte de Europa. Por eso va a costar mucho esfuerzo desarrollar la logística para el enfriado“.

Por último, el analista de haciendas Lic. Víctor Tonelli, disertó sobre la situación y perspectivas en el nuevo escenario de apertura comercial y destacó el aporte del Brangus para lograr novillos destinados a satisfacer al consumo interno y así contribuir a la creciente exportación de carnes.

“Argentina viene del cuarto subsuelo, levantando fuerte. Ya estamos en la planta baja, subiendo al primer piso. Es la analogía que mejor refleja el resurgimiento en las exportaciones de carne bovina de nuestro país, que supo ocupar el cuarto lugar, hoy está en el 11, pero viene del 14. Asimismo, este año vamos a alcanzar cerca de 400 mil toneladas, que nos pondría en el octavo o noveno puesto a nivel mundial, confirmando una tendencia creciente que es muy importante”, analizó Tonelli.

“El acuerdo con China probablemente se empiece a implementar desde el segundo semestre o último cuatrimestre del año. Mientras que el mercado con EEUU no hay razón para que siga cerrado porque ya tenemos todo en regla, pero sigue demorado. El tratado de libre comercio con Europa, que según mi opinión se va a firmar, significará para el Mercosur casi 100 mil toneladas más de carne exportada con hueso, con bajo o cero arancel de ingreso. Por otra parte, estamos avanzando muy bien en las negociaciones con México, Corea y Japón, en ese orden, ya pensando más en el mediano y largo plazo”, resumió el experto.

Asimismo, Tonelli afirmó que la Argentina cumplirá con la Cuota Hilton luego de ocho años. “Esto ha sido mérito del actual Gobierno que ha quitado todas las trabas, de los ganaderos que generaron la producción necesaria y de los frigoríficos que estuvieron a la altura de las circunstancias”.

Dadas estas buenas perspectivas, Tonelli sugirió que se debe seguir apostando a la invernada a pesar de la actual preocupación por la sequía, que genera una carencia de los recursos forrajeros y la suba del costo de los alimentos. “Estos son momentos donde hay que parar la pelota y pensar muy bien en la estrategia a adoptar, pero no hay que aflojar en la línea de lo que se ha planteado. El novillo pesado es el camino para dar respuesta a la demanda internacional y por eso es importante guardar aquellos animales que, cuando pasen estas dificultades climáticas, van a posicionarse con un alto valor y mucha demanda”.

Al concluir las disertaciones, donde se expusieron dos ejemplares, macho y hembra, de la cabaña Tres Cruces de Luján, los presentes compartieron bifes Brangus a cargo del reconocido asador “Chuchu” Borsalino.

En ese marco, el director de Promoción y Publicidad de la Asociación Argentina de Brangus, Martín Goldstein, destacó el resurgimiento que la ganadería tuvo en los últimos años con la vuelta a planteos mixtos, en consonancia con el crecimiento que el sector ha tenido dentro de Expoagro. “Hace muchos años que estamos presentes en la muestra, no solo ahora que hay un resurgimiento de la ganadería, sino en momentos muy difíciles, porque pensamos que hay que estar en las buenas y las malas. Hoy tenemos el gusto de contar con cada vez más adeptos durante la expo”, señaló.

Asimismo, consideró que el 2017 fue bueno en ventas de reproductores a pesar de las inundaciones que en su momento afectaron al agro. “En los remates se alcanzaron valores con un aumento interanual del 27 o 28%, mientras que la inflación anual se estima que fue del 24%. Este año también esperamos un crecimiento, pero somos prudentes, porque sabemos que la sequía va a impactar. Aunque la demanda de toros Brangus, sobre todo en el norte por cuestiones de adaptabilidad ambiental de la raza, va a seguir fuerte”, concluyó Goldstein, quien también fue presidente de la Asociación y dirige la cabaña Tres Cruces.

Descargar gacetilla, aquí.
Descargar foto en alta, click acá.

Te puede interesar: