El ministro del Interior recorrió Expoagro y valoró el crecimiento de la muestra a pesar de la difícil campaña que atraviesa el campo. Allí analizó las medidas económicas tomadas por el gobierno nacional durante los dos años de gestión.

El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio estuvo presente el segundo día de Expoagro donde se reunió con funcionarios nacionales y provinciales, y autoridades de La Nación y Clarín.

Frigerio, quien llegó acompañado del gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, tras la inauguración de obras en esa provincia destacó: “La muestra ha crecido en un momento difícil que está atravesando el campo, lo cual habla a las claras de que las señales de largo plazo que da el gobierno nacional hacen que el productor, así como está sufriendo la coyuntura, esté mirando con un ojo las posibilidades enormes que hay para la próxima siembra”.

En diálogo con la prensa, el funcionario repasó las medidas que el gobierno nacional ha tomado para que los productores agropecuarios puedan hacer frente a la sequía que castiga a una amplia región productiva: “Estamos trabajando desde el punto de vista financiero para aliviar las cargas de los créditos ya tomados y ofrecer créditos con un período de gracia importante, estamos eliminando algo que fue muy festejado por los hombres del campo que es la innumerable cantidad de trámites que traban la generación de inversión y empleo, y estamos trabajando en distintas mesas que lleva adelante, también, el ministro de Agroindustria, para ir con cada productor para ver cómo el Estado puede alivianar la coyuntura y cómo podemos pensar juntos en alcanzar una cosecha récord para el año que viene”, enumeró.

Analizando la situación económica y cambiaria, señaló: “El tipo de cambio flotante que tiene hoy Argentina, como nunca antes en la historia, permite amortiguar mucho mejor los shocks externos que tanto daño le han hecho a nuestra economía. Por supuesto, un tipo de cambio flotante no implica que el Banco Central, en determinadas circunstancias, no intervenga para dar más certidumbre o menos volatilidad. Pero tenemos que acostumbrarnos al tipo de cambio flotante, en los momentos buenos y en los malos”.

Por otra parte, consultado sobre la inflación, el ministro indicó: “El responsable de la inflación en la Argentina y en cualquier país del mundo, en primer lugar, es el Estado, es quien tiene la responsabilidad de bajarla. Lo hemos hecho, el año pasado fue mucho más baja, prácticamente la mitad que en 2016. Este año la inflación va a ser sensiblemente más baja que la de 2017 y vamos a trabajar para que el último año de gestión, la inflación esté en línea con lo que ocurre en otros países de la región, porque estamos trabajando con las herramientas que aplican otros países del mundo para que esto sea una realidad”. No obstante explicó: “No podemos en dos años corregir una situación que se ha ido generando en más de una década. No se resuelve de un día para el otro, pero estamos en el camino correcto”, afirmó.

En tanto, Frigerio defendió la toma de deuda realizada por el gobierno nacional: “Cuando un país tiene déficit, cuando en un Estado los gastos superan a los ingresos hay dos formas de financiarlo: con emisión monetaria como hacía el Gobierno anterior provocando, entre otras cosas, una de las inflaciones más altas del mundo, o con crédito cuando el país lo consigue. En el pasado la Argentina no tenía crédito, nosotros recuperamos la confianza y hoy tenemos un mundo dispuesto a financiar el camino gradual hacia el equilibrio de las cuentas públicas que se ha impuesto el presidente de la Nación. Y se están pagando las tasas más bajas de la historia”, explicó.

Sin embargo reconoció que “no se puede vivir permanentemente de fiado”. “Tenemos que ir hacia el equilibrio. Para eso, este año tenemos que reducir en un punto del producto el déficit fiscal, que es una tarea realmente difícil. Y el año que viene tenemos que reducir otro punto del producto para de acá al 2020, o de acá a dos o tres años, tener equilibrio y después pasar al superávit, porque cuando la Argentina tenga superávit vamos a poder hacer más obras, vamos a poder fomentar más al sector productivo, transferirles más recursos a las provincias y municipios”, explicó Frigerio.

Luego de dos años de gobierno, el ministro valoró el apoyo a la gestión de Cambiemos y a las medidas tomadas: “Todos los sectores están acompañando. Lo estamos viendo en todas las mesas sectoriales, tenemos un gran acompañamiento. Por supuesto, siempre hay empresarios en todos los sectores que miran más lo que hace el Estado que lo que ocurre en sus propias empresas”. En ese sentido, consideró al empresariado agropecuario nacional como un ejemplo. “Recién destacábamos que, en general, el campo argentino es uno de los más competitivos del mundo porque el productor siempre se ha dedicado a mejorar la competitividad tranqueras para adentro. Eso esperamos que lo hagan todos los sectores de la producción”, remarcó Frigerio.

Descargar gacetilla, aquí.
Descargar foto en alta, click acá.

Te puede interesar: