El presidente de la Cámara Argentina de Contratistas Forrajeros (CACF), Patricio Aguirre Saravia, anticipa que en Expoagro realizarán análisis de calidad a través de la tecnología NIR y ofrecerán un descuento del 50% en la cuota inicial para quienes se afilien durante la exposición.

“Expoagro nos da un lugar que nunca tuvimos en otro lado. Hemos acompañado activamente su crecimiento y siempre tienen en cuenta nuestras opiniones. Nos ayudan a reforzar la idea de que los contratistas somos eslabones indispensables en cualquier proyecto agrícola o ganadero”, afirma el presidente de la Cámara Argentina de Contratistas Forrajeros (CACF), Patricio Aguirre Saravia.

En el marco de Expoagro 2018, que se realizará del 13 al 16 de marzo en el KM 225 de la RN 9, en San Nicolás, los forrajeros seguirán poniendo el foco en la importancia de evaluar correctamente la calidad de las reservas. “A través de la tecnología NIR de nuestro laboratorio móvil vamos a analizar las muestras que nos lleven al stand e incluso las compararemos con los resultados de otros análisis que hicimos en diferentes establecimientos. En ese sentido, también difundiremos un manual para lograr un mejor manejo”, explica Aguirre Saravia. Asimismo, la asociación planea realizar disertaciones en el auditorio y colaborar en la organización de las dinámicas de picado y embolsado.

“Recibimos muchas consultas en la última edición de Expoagro. Además fue el detonante para que muchos se sumen a nuestra cámara. Actualmente tenemos un total de 140 empresas afiliadas e incorporamos socios de Brasil, Paraguay y Uruguay, países donde tienen el mismo objetivo de aumentar la calidad de las reservas forrajeras”, agrega el directivo.

No obstante, para Aguirre Saravia aún falta difundir más algunas prácticas necesarias para cumplir con ese objetivo. “Las máquinas hoy no son solo una cuchilla y una contra-cuchilla. Pueden brindar información fundamental y muchos contratistas son conscientes de eso. Pero para sacar provecho son necesarios otros elementos externos que muchas veces no se usan, como puede ser la tecnología NIR, un medidor de micotoxinas, los densímetros o las bandejas. En ese aspecto, falta más comunicación”, dice.

En este aspecto, el contratista considera necesario contar con la tecnología para hacer análisis con inmediatez, apenas las muestras salen del silo. “Para hacer un análisis de laboratorio a veces se requiere conservar la muestra en un freezer y se necesita bastante tiempo de traslado. En cambio, con un aparato como el NIR tenés los resultados en menos de 30 segundos. Por eso es muy importante interiorizarse sobre estos procesos”.

Aguirre Saravia evalúa que otro gran desafío es lograr que los contratistas puedan acceder al financiamiento necesario para renovar sus maquinarias y así optimizar la prestación de los servicios. “Las entidades crediticias históricamente no están acostumbradas a prestarle al contratista, cuyo capital más grande es el trabajo. Queremos que eso se valorice y se logre un sistema de financiamiento que salga de los requerimientos históricos. Después podremos abordar otros aspectos como las tasas de interés o las comisiones. Pero para eso primero nos tienen que abrir las puertas”, concluye y recuerda que en el marco del Agroshock de ofertas que se presenta en Expoagro, los contratistas tendrán la posibilidad de afiliarse a la cámara con un descuento del 50% en la cuota inicial.

Descargar gacetilla, aquí.
Descargar foto en alta, click acá.

Te puede interesar: