Los motores industriales fabricados por la empresa sueca generarán y abastecerán de energía a todo el predio de San Nicolás. Además, durante la exposición prevén lanzar al mercado un camión liviano, ideal para el transporte a corta distancia de granos y ganado en pie.

Los números así lo indican. El sector de los agronegocios es uno de los segmentos que mayor dinamismo y crecimiento ha mostrado dentro de la economía nacional a lo largo de este año. Y es por eso que muchas empresas orientan sus unidades de negocio hacia el campo. Con ese objetivo en vista, Scania ha firmado un convenio para ser el auspiciante de Expoagro en las próximas dos ediciones, donde también proveerá de la energía para toda la exposición.

“Toda la energía de los stands, sectores públicos, alumbrado de calles, entre otros, va a estar generado por grupos electrógenos que tienen motores Scania”, asegura Alejandro Pazos, gerente de Marketing y Comunicaciones de la firma automotriz, quien realiza un balance más que positivo de la participación de la empresa en la última edición. “Es una de las exposiciones más redituables, donde logramos un mayor retorno en función de la inversión que hacemos. Además, es un lugar donde podemos hacer negocios y encontrarnos con clientes”, sostiene.

Además de fabricar y comercializar camiones y ómnibus, Scania también dispone de una división dedicada a motores industriales. “Es quizás la que ocupa la porción más pequeña de nuestra torta de negocios, pero por otro lado es la que tiene más potencial de crecimiento”, añade. Muchas de las cosechadoras, picadoras de forraje, tractores y otras maquinarias agrícolas que se fabrican actualmente en la Argentina están equipadas con motores Scania, como el DC 9 de 300 kva, el cabinado de 100 kva y el V8 de 500 kva que sin duda estarán presentes en la exposición. “Para el próximo año tenemos una proyección de ventas de 220 motores, que es un número muy tentador y al que seguramente vamos a llegar”, adelanta, en concordancia con el crecimiento económico que está experimentado actualmente el sector agroindustrial.

“El campo y la construcción liviana son los grandes rubros relacionados con vehículos y maquinaria pesada que han sufrido una activación por encima de nuestros pronósticos y expectativas”, considera el representante de Scania, una empresa que tiene a la Argentina como uno de sus principales y más importantes mercados a nivel global. “Cuando repasamos los mercados que más camiones, motores y ómnibus se comercializan en el mundo, nuestro país siempre figura dentro del top ten de los que más venden en las tres líneas de negocios”, ejemplifica.

Por eso la compañía de origen sueco pretende intensificar su presencia en el mercado nacional con nuevos modelos, como el que presentará en la próxima edición de Expoagro, del 13 al 16 de marzo en San Nicolás (km 225 de la RN 9). Se trata del Scania P-250, un camión de uso urbano e inter-urbano, que ofrece economía de operación, eficiencia, durabilidad y reducción en el consumo de combustible. “Es ideal para el agro, sobre todo para sacar el grano del campo hacia los puertos, porque está pensado para recorrer distancias cortas de entre 400 y 600 kilómetros”, apunta Pazos.

El lanzamiento de este camión liviano significa para la empresa el ingreso a un nicho de mercado donde no tenía presencia. De la mano del P-250 esperan aumentar el número de camiones vendidos de 2000 (lo obtenido al cierre del balance de este año) a 2500 para el próximo año. Y para alcanzar ese objetivo, Scania también se apoyará en los bitrenes, una de las grandes apuestas de la marca para el 2018. “El mercado de transporte de granos se está reconvirtiendo y consideramos que los bitrenes van a crecer fuertemente en los próximos años”, comenta el encargado de marketing. Estos potentes camiones, que se podrán ver en Expoagro, cuentan con dos remolques y pueden elevar la cantidad de toneladas trasportadas a casi el doble con mucha menor incidencia del combustible por tonelada.

A ese beneficio se suman otras bondades inherentes a todos los productos que conforman la familia Scania, como el menor costo de mantenimiento, la versatilidad y disponibilidad de repuestos, o su original sistema de producción modular. “Funciona como un Lego, lo que permite la intercambiabilidad de partes. Por ejemplo, la tapa de cilindros es la misma para todos los motores, sea de 9, 13 o 16 litros, o de una cosechadora, camión, ómnibus, o inclusive un barco”, explica.

Los dos grandes ejes sobre los que trabaja actualmente la compañía son la sustentabilidad y la conectividad. “El gran desafío a futuro es el manejo de datos y todos nuestros vehículos y motores tienen la posibilidad de enviar toda la información de sus operaciones a través de telemetría”, asegura Pazos, quien considera además que la conectividad será sin lugar a dudas el gran diferencial a futuro de la firma. “Vamos a poder identificar casi cualquier problema de performance en un equipo y comunicárselo a su dueño, para que pueda realizar los ajustes necesarios y corregir ese desvío, lo que significa finalmente una mayor rentabilidad para el cliente”, sintetiza.

Por otro lado, la empresa ha dado un vuelco en los últimos años hacia un sistema de transporte sustentable, desplegando una enorme cantidad de acciones en Argentina y todo el mundo. “Queremos liderar este cambio porque estamos convencidos que la única manera de hacer buenos negocios es cuidando el medio ambiente”, detalla el ejecutivo, quien agrega que los motores Scania son los de menor consumo de combustible por hora o kilómetro recorrido del mercado, además de contar con tecnología Euro V que reduce la emisión de gases.

Descargar gacetilla, aquí.
Descargar foto en alta, click acá.

Te puede interesar: