Industrias Víctor Juri presentará en la próxima edición de Expoagro la flamante Latina ELYP 4.1, un equipo de precisión a la medida del maíz, el girasol y la soja de alta performance.

Con un par de unidades en etapa de prueba y que durante 2017 demostraron excelentes resultados a campo, Industrias Víctor Juri se apresta a presentar en sociedad la nueva sembradora Latina ELYP 4.1. El momento elegido para el lanzamiento será del 13 al 16 de marzo en San Nicolás, cuando Expoagro abra nuevamente sus puertas para congregar por cuatro días las últimas innovaciones y la tecnología que se viene para el campo.

“Nosotros siempre tuvimos una excelente máquina de trigo, que servía para sembrar todo menos maíz. Y por eso ahora creamos la Latina ELYP 4.1, que es totalmente de precisión neumática”, explica Víctor Juri, dueño de la fábrica que tiene su base en Carmen de Areco, provincia de Buenos Aires. “Los primeros modelos dieron muy buenos resultados y ahora también vamos a equipar a las unidades con todo el sistema electrónico que hoy están ofreciendo las primeras marcas”, agrega.

La flamante sembradora es la hermana mayor del modelo de granos gruesos Latina Max 10, lanzado por la compañía en 2010. La máquina ofrece un ancho de trabajo de 8,40 metros, configurado en 12 líneas a 70 cm (23×35 cm). Y al igual que el resto de las unidades creadas por la firma, la distribución de insumos es neumática tipo Air Drill, con dos turbinas de accionamiento por TDP y tolva centralizada de 3.800 litros. “Para nosotros es todo un orgullo que las demás marcas hayan adoptado un sistema creado por nosotros como el Air Drill”, comenta Juri.

La empresa fue pionera en el desarrollo de este sistema en la Argentina, posicionándose como un verdadero referente también a nivel mundial donde ha tenido una destacada actuación con una fuerte presencia sobre todo en Europa. Su amplia experiencia en el comercio exterior nació con “Atlantic, una sembradora de granos finos que cuenta con excelentes prestaciones, facilidad para el mantenimiento, muy buen precio y sobre todo una gran adaptación a los diferentes suelos. “La historia empezó en el 2003, cuando por intermedio de un amigo que tenemos en Francia, nos solicitaron una sembradora que se ajustara a las necesidades de los productores europeos”, relata Juri, quien asegura que ya lleva vendidas más de 70 unidades de ese modelo sólo en Francia y Dinamarca.

El empresario reconoce que el prestigio ganado dentro de la comunidad europea tiene su origen en un trabajo serio y responsable. Un reconocimiento que la firma también posee en la Argentina gracias a una dosis combinada de inversiones, investigaciones para lograr productos con la más alta tecnología, y el desarrollo de un departamento de posventa eficiente y de calidad. “Por más que tengas la mejor máquina del mundo, si hoy no ofreces un buen servicio de posventa vas a vender menos”, asevera Juri.

La búsqueda de la eficiencia en las labores agrícolas ha sido una constante en la evolución de la marca Juri. “Por eso cuidar las semillas y bajar el tiempo de mano de obra con este tipo de máquinas que pueden ser operadas por una sola persona es fundamental”, asegura el industrial, acerca de las ventajas comparativas de su empresa con el resto de la competencia.

Allí se destaca la calidad también de sus productos, que han conseguido distintos reconocimientos y premios, como la Medalla de Oro del Premio Ternium Expoagro a la Innovación Agroindustrial de la obtenida en la última edición por el sistema de extinción automática de incendios en cosechadoras de Matafuegos Giorgia. La innovación es fruto de una tarea conjunta entre ambas empresas y aporta una original solución a un problema creciente. “Se trata de una alianza estratégica. Estamos recién en el primer año pero ya se han colocado dos equipos y estamos trabajando para abastecer a importantes firmas del mercado. Y además las compañías de seguros están muy interesadas en bajar el porcentaje de siniestros”, remata Víctor Juri.

Descargar gacetilla, aquí.
Descargar foto en alta, click acá.

Te puede interesar: