Un grupo de estudiantes de la Universidad River Falls, de Wisconsin, visitaron Expoagro para conocer, comparar y aprender un poco más sobre el sistema productivo argentino.

Sin duda la Argentina es uno de los países referentes a nivel mundial en la actividad agropecuaria y esa realidad se pudo ver reflejada con la visita de cientos de extranjeros que se acercaron a Expoagro para interiorizarse sobre las últimas novedades de la agroindustria nacional. Ese fue el caso de un grupo de 25 estudiantes norteamericanos de la Universidad River Falls de Wisconsin que llegaron hasta San Nicolás en el último día de la exposición.

Los jóvenes, de entre 19 y 27 años, estudian agricultura y el 85% de ellos provienen de familias que se dedican exclusivamente al campo. Estudiante Hannah Light de 22 años.

“Vinimos con el objetivo de conocer un poco más sobre cómo se trabaja en agricultura y ganadería en Argentina. Me va a ser muy útil repasar todo lo que viví acá. Ya he compartido muchas imágenes en las redes sociales y en pocos minutos recibí muchas consultas”, aseguró Hannah Light, una joven de 22 años que vive al sur del Estado de Minnesota, donde su familia posee tierras donde se cultiva maíz y lo combina con 800 cabezas de ganado.

Los estudiantes estaban acompañados además por algunos de sus profesores de agricultura, que se atraparon por algunos métodos de trabajo que se realizan en el país. “Me llamó mucho la atención la forma en que estaba cultivada la soja. La hacen crecer de manera más alta y en espacios más angostos, mientras que nosotros hacemos exactamente lo contrario”, afirmó Amber Reble, que da clases en la Universidad River Falls.

“Estuvimos visitando varias granjas, una productora láctea, cooperativas y viñedos”, reveló otra de las profesoras, Brenda Boetel. El grupo llegó la semana pasada a Buenos Aires donde pasaron dos noches, y luego se dirigieron a Rosario donde se encuentran actualmente con la intención de hacer comparaciones sobre cómo se desarrollan los procesos productivos en Estados Unidos y Argentina. “Nos asombró también la forma en que alimentan los ganados y que las mangas sean de madera. En nuestro país son todas de metal”, añadió.

“Con mi familia tenemos campo al sur de Minnesota y también utilizamos la siembra directa. Es un sistema muy útil para cuidar el suelo y cuidar bien los nutrientes. Lamentablemente es mucho más común en Argentina que en nuestro país. Sin embargo, en el último tiempo está ganando bastante popularidad”, confesó otra de las estudiantes, Hannah Light, de 22 años.

Durante la recorrida que realizaron por Expoagro, los jóvenes pudieron asistir justamente a una presentación sobre siembra directa, además de pasar por el stand de Córdoba y de CASE, la marca estadounidense líder en maquinaria agrícola. “Nos pareció una exhibición muy grande, limpia y muy bien organizada. Además, la gente es muy amable. Realmente no hemos encontrado ninguna diferencia con las ferias de este tipo que se realizan en Estados Unidos”, sentenció Boetel.

Descargar gacetilla, aquí.
Descargar foto en alta, click acá.

Te puede interesar: