“Los primeros ambientalistas somos nosotros porque arriesgamos la vida para producir más alimentos”, dice César Antonietti, titular de la Federación Argentina de Cámaras Agroaéreas (FeArCA), una de las organizaciones de prestadores de servicios que participará activamente de la exposición.

“Vamos a estar nuevamente en Expoagro con un stand institucional demostrando que somos un eslabón muy importante de la cadena de trabajo en la agricultura de escala. En ese marco, junto a nuestros proveedores, haremos bonificaciones a quienes se acerquen y tenemos pensado organizar demostraciones a campo”, relata el presidente de la Federación Argentina de Cámaras Agroaéreas (FeArCA), César Antonietti, sobre la participación que tendrán en la exposición que se realizará del 13 al 16 de marzo en el KM 225 de la RN 9, en San Nicolás.

FeArCA cuenta hoy con 240 asociados. “Desde hace 7 años venimos sumando, de a poco la gente va entendiendo la realidad de la aviación y que necesitamos de todos para poder crecer”, dice Antonietti y aclara que participar de Expoagro ayuda a “dar visibilidad” a la labor que realizan. “Somos parte de un gremio que muchas veces es castigado por información distante de la realidad. Los primeros ambientalistas somos nosotros, porque estamos arriesgando la vida para producir más alimentos. Somos el último eslabón de una cadena de valor que empieza en los fabricantes de fitosanitarios y pasa luego por el control de calidad y toxicidad del Senasa. En ese sentido, transmitimos siempre a nuestros asociados la necesidad de respetar las buenas prácticas agrícolas, eliminando las posibilidades de error y daño medioambiental”, dice el titular de la entidad.

En cuanto a los avances tecnológicos relacionados a la actividad, Antonietti destaca que se está implementando un sistema diferencial de GPS que reduce las posibilidades de error a un máximo de 20 cm. “También se están utilizando caudalímetros para tener una misma presión y gota constante durante toda la aplicación. Argentina se caracteriza por ser generador de políticas tecnológicas en cuanto a aplicación aérea. De hecho, nuestro país llegó a ser la segunda fuerza aérea agrícola del mundo y hoy es la tercera, producto del crecimiento de Brasil y China”, aclara.

Por último, resalta que la actividad está pasando por un buen momento tras la asunción del actual Gobierno, aunque reclama políticas más precisas en cuanto a la regulación aérea. “En el último tiempo ha crecido exponencialmente nuestro trabajo por la misma recuperación del campo. Pero hace falta una política más proactiva en cuanto a legislaciones referidas a la aviación agrícola. Las personas que deciden sobre esta área suelen provenir de otros sectores que no están relacionados con nuestra actividad”, finaliza.

Descargar gacetilla, aquí.
Descargar foto en alta, click acá.

Te puede interesar: