El director general de Ternium Siderar, Martín Berardi, se refirió a la 5ta edición de los premios a la innovación agroindustrial que la empresa organiza con Expoagro y aseguró que el campo será clave para impulsar la demanda de acero en 2017.

La agroindustria sin duda es un socio fundamental para la producción de acero. De manera directa e indirecta, el campo moviliza la actividad. Esa sinergia se ve plasmada con toda claridad en los Premios Ternium-Expoagro a la innovación Agroindustrial, una iniciativa que apoya e impulsa la creatividad y el espíritu de crecimiento del sector.

“Entre maquinaria agrícola y silos, el agro representa un 5% o 6% de la demanda directa de acero. Pero la demanda indirecta que genera es mayor y es difícil de medir. Porque cuando al campo le va bien se venden más pickups, se construyen más galpones y se hacen más vías públicas en el interior. Por eso, la alianza con Expoagro es muy importante para dar ese mensaje”, aseguró Martín Berardi, director general de Ternium Siderar.

El certamen, que acaba de premiar 20 desarrollados innovadores, impulsa y pone en valor la inversión en ciencia y tecnología aplicada a la agroindustria. “La incorporación tecnológica que hay en maquinaria agrícola es impresionante. Los proyectos presentados son aportes concretos que ingresan al mercado. Hemos constituido una exitosa vidriera de difusión del trabajo agroindustrial argentino en el mundo. Que cada año haya más inscriptos muestra que el sector así lo percibe”.

Berardi explicó que hubo una baja interanual en la demanda de acero en el país, debido a la retracción del PBI y principalmente a la caída de la construcción, rubro al que se destina aproximadamente el 45% de la producción.

Sin embargo, el ejecutivo remarcó que la agroindustria fue el único rubro donde visualizaron un brote verde, aunque evalúa que todavía le queda mucho por crecer. “Tuvimos un aumento interanual del 20% o 25% en el despacho de acero para la agroindustria, pero ese sector venía de años muy malos. Por eso estamos esperando que el 2017 sea el momento del verdadero despegue. Creo que si hay una buena cosecha sin duda se va a derramar en nuevas inversiones. Además el precio de los commodities está recuperándose”.

En lo que respecta al mercado internacional, donde Siderar tiene una fuerte presencia, Berardi consideró que se vive una “situación complicada” debido a la sobreoferta de China. “Cuando hay una caída de la demanda interna es difícil compensarla con exportaciones como sucedía antes. La Argentina tiene un bajo consumo per cápita de acero comparado con otros países como México, que está cerca de Estados Unidos y ha desarrollado manufacturas para el NAFTA”. En ese sentido, Berardi sostuvo que “los cambios políticos en EEUU ponen al mercado mexicano en una situación de cautela”.

Sin embargo, a diferencia de lo que sucedió este año, Argentina va a presentar un escenario de más optimismo. “Se supone que la economía va a crecer un 3% en 2017, de la mano del sector agrícola y una mayor inversión pública. Eso va a repercutir favorablemente en la producción de acero, que se relaciona de manera directa con las variaciones del PBI”.

Para el próximo año, Siderar buscará mejorar la “eficiencia productiva”, por lo que invertirá en tecnología, medioambiente y seguridad industrial. “A veces piensan que somos una industria de la vieja economía. Pero la incorporación tecnológica representa un factor muy importante para nosotros”.

Por último, Berardi evaluó los desafíos que tiene por delante el país para aumentar las inversiones industriales. “Hoy no es fácil invertir en Argentina porque el tipo de cambio es poco competitivo, las tasas de interés son altas y la carga impositiva también. Por eso, percibimos que para incentivar a la actividad privada el Gobierno debería implementar algunas medidas fiscales, como baja de impuestos o desgravación de ganancias en nuevas inversiones”.

Descargar gacetilla, click aquí.

Te puede interesar: