El Ministerio de Agroindustria de la Nación, que conduce Ricardo Buryaile, lleva adelante un fuerte trabajo de interacción público privada bajo la premisa de que el Campo es Industria.

La cartera volverá después de mucho tiempo a participar de Expoagro. Estos ámbitos son considerados muy valiosos por las autoridades para afianzar el vínculo con los productores, potenciar los alimentos argentinos con mercados activos y recomponer relaciones comerciales que en algún momento fueron descuidadas.

Desde Agroindustria detallan que en los primeros días de gestión se hizo mucho para revertir el ánimo del sector. Se eliminaron retenciones y los cupos de exportación, se consolidó el acuerdo lácteo y se mantuvieron diversas reuniones para hablar de las necesidades específicas de las producciones regionales, entre otras decisiones.

Si bien la cartera ya era conocida por sus funciones y acciones, con el cambio de nombre, las distintas áreas que forman parte del nuevo Ministerio de Agroindustria hacen un central hincapié en todo lo inherente a la agricultura, la ganadería y la pesca, con especial énfasis en el valor agregado, la bioindustria, los mercados agroalimentarios y el desarrollo territorial. También hay una fuerte vinculación con los organismos descentralizados (INTA, SENASA, INV, INIDEP, INASE), para lograr mayor producción, calidad, agregado de valor y pobreza cero.

El INTA con foco en el agregado de valor

La presencia del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) junto al Ministerio de Agroindustria de la Nación tendrá como eje el Agregado de Valor en Origen de las principales cadenas del área pampeana.

Las novedades y tendencias en equipos, insumos, servicios y tecnologías de manejo para mejorar la producción y productividad de cultivos y pasturas se sumarán a las Buenas Prácticas Agrícolas y Pecuarias y al cuidado del ambiente. Todo esto se presentará junto a la transformación de los granos en alimentos balanceados o en bioenergía y a las diferentes cadenas pecuarias en las que se transforma la proteína animal en productos industriales que llegan a la góndola. Un proceso que aporta valor a los diferentes eslabones.

En espacios demostrativos y con el asesoramiento de especialistas, el INTA mostrará que todas esas tecnologías pueden aplicarse eficientemente a través de Pymes asociativas con nivel tecnológico, buena gestión y escala.

El público podrá hacer un recorrido completo por los caminos que ayudan a la competitividad: desde la elección de la genética, la conservación del suelo, la secuencia de cultivos, la gestión de factores de rendimiento con agricultura de precisión, el riego complementario, la eficiencia de la mecanización de la siembra, la aplicación de fertilizantes, la aplicación y manejo de fitosanitarios, la eficiencia de cosecha, la transformación de la producción para obtener productos inocuos y trazados y la bioenergía en origen.

Además, el INTA tendrá una presencia activa en las dinámicas de precisión que por primera vez se harán en Expoagro.

Descargar gacetilla: click aquí

Descargar foto1, foto2

 

 

Te puede interesar: