Ternium Siderar diseñó un nuevo acero microaleado de alta resistencia que responde a la tendencia y necesidad de los mercados del transporte de aumentar la carga útil a trasladar reduciendo el peso de sus acoplados, disminuyendo las emisiones de gases de combustión y optimizando el costo de combustible. El producto estará presente en la maquinaria agrícola exhibida en Expoagro, del 7 al 10 de marzo, en San Nicolás.

El MLC 500 es un acero microaleado, laminado en caliente y de alta resistencia que permite a las empresas fabricar acoplados, carros, tolvas o cosechadoras más livianos, de mayor calidad y con costos más eficientes. La premisa para su desarrollo fue obtener un producto de elevadas propiedades mecánicas. Es por ello que presenta una tensión mínima de fluencia de 500 MPa, con excelentes aptitudes para la fabricación de acoplados, tales como capacidad de plegado, conformado, y soldabilidad, sin requerir cuidados especiales.

Gracias a estas características, el producto no sólo es competitivo en el mercado, sino que también permite una sustitución eficiente de importaciones. La ventaja de este desarrollo nacional es que simplifica el proceso de soldadura sin disminuir su resistencia, representando un valor agregado de calidad para el mercado argentino.

“Con las inversiones que se están implementando en el Laminador en caliente, esperamos seguir avanzando en la creación de grados de acero con todavía mayor resistencia”, comenta Eduardo Soding, jefe del Departamento de Productos de Ternium Siderar, empresa que, además de fabricar el producto, brinda asistencia durante el proceso de producción a sus clientes.

Diego Rossi, ingeniero industrial de Pincén S.A, compañía dedicada a la elaboración de semirremolques y acoplados, estima que con la incorporación del MLC 500 en los vehículos, los clientes podrán reducir un 15% en el peso del semirremolque. “En caso de que regresen vacíos, la reducción del peso del vehículo les permitirá consumir menos combustible con el consiguiente ahorro de costos”, explica. Rossi agrega que “el MLC 500 nos permitirá ofrecer al cliente un producto mucho más resistente y robusto. Representa un verdadero salto cualitativo para nosotros.”

Desde la empresa Metalúrgica Hermann S.R.L. comentan: “hoy estamos utilizando el material microaleado MLC 420, donde pudimos reducir la tara de nuestras unidades en un valor aproximado del 20% con respecto al material anterior”. “Ahora, si implementáramos el nuevo material de Ternium Siderar MLC 500 a nuestra línea de producción, podríamos llegar a reducir un 5% más aproximadamente en el peso de las unidades”, agrega el Ing. Sergio Gennaro, integrante de la oficina técnica.

Descargar gacetilla, aquí.
Descargar foto en alta, click acá.

Te puede interesar: