La empresa de Río Cuarto se suma como auspiciante de Expoagro, donde además tendrá la estación meteorológica oficial y mostrará los últimos avances en agricultura High-Tech.

“Pertenecemos al mercado de la agricultura High-Tech, donde hubo un crecimiento muy importante durante los últimos años. Hace tiempo que concurrimos a Expoagro como expositores y visitantes. Pero este año vamos a ser por primera vez auspiciantes, algo que para nosotros es muy importante dada la trascendencia de esta muestra”, asegura el ingeniero agrónomo Claudio Ochoa, director y propietario de Aseagro.

Radicada en la localidad cordobesa de Río Cuarto, Aseagro nació en 2001 para ofrecer servicios de monitoreo de riego en cultivos de alta producción. A su vez, realiza ensayos, ofrece estaciones meteorológicas, tiene un laboratorio de suelo y provee de tecnología para redes telemétricas y equipamientos de hidrometría.

Actualmente tiene clientes en diferentes zonas del país distribuidas en Santa Fe, Salta, Tucumán, Catamarca, Córdoba y Buenos Aires, entre otras provincias. A través de la tecnología de Adcon Telemetry, provee en Argentina a las redes telemétricas de importantes firmas como Syngenta y Dow.

En Expoagro, del 13 al 16 de marzo en el KM 225 de la RN9, en San Nicolás, la empresa expondrá varios de sus productos y tendrá la estación meteorológica oficial de la muestra. “Vamos a llevar una estación meteorológica Adcon y una sonda de humedad de suelo para cultivos bajo riego, con la que vamos a mostrar cómo se recogen los datos. Seguramente, también haremos alguna demostración con un drone agrícola de la firma brasileña Horus, que puede cubrir hasta 300 hectáreas en un solo vuelo. Además mostraremos sistemas de telemetría para diferentes equipamientos. Van a ir representantes de EEUU y Austria con los que trabajamos”, detalla Ochoa.

Además, Aseagro destacará las ventajas que ofrece a través de sus diversas unidades de negocios. Entre las que se encuentran Tecnología y Ambiente (manejo de datos ambientales con sensores y software), Asegis (plataforma para el seguimiento digital de los cultivos), Fertilagro (laboratorio de suelo y agua para la nutrición de cultivos) y Bajo Riego (software que administra y gestiona el agua durante el riego).

Ochoa afirma que durante los últimos años no hubo un incentivo ni una planificación a largo plazo para que los productores puedan hacer rotaciones de cultivos estables. “Se produjo una sojización y se extrajeron nutrientes de forma inconsciente. Sumado a esto, tampoco hubo una reposición de fertilizantes, porque había una política anti-importación de nutrientes con fósforo, y así se perjudicó a la conservación de los suelos. Esta realidad trajo aparejado que la técnica de riego disminuyera en su implementación. Se creó un círculo vicioso en el cual era difícil aplicar tecnología de alta producción”.

No obstante, el empresario asegura que a partir de la asunción del actual Gobierno se generaron mejores condiciones para el crecimiento de la agricultura High Tech. “Notamos que ahora se volvió a la rotación de cultivos que nunca se debió haber dejado y hubo una mejora en las políticas agropecuarias. Eso hizo que el productor se vuelque más hacia inversiones relacionadas a la fertilización, el riego y la agricultura digital”.

“La región núcleo corre con ventaja, porque naturalmente es la que más agua puede acumular y mayor cantidad de nutrientes tiene disponibles. Pero hay lugares semiáridos, como en San Luis o Salta, que con un manejo eficiente del agua y los nutrientes no tienen nada que envidiarle a la zona núcleo. Para lograrlo, debe incorporarse mucha más tecnología”, concluye.

Descargar gacetilla, aquí.
Descargar foto en alta, click acá.

Te puede interesar: