Los seguros de cosechas son una herramienta de trabajo esencial para los productores agrícolas en Argentina ante el impacto positivo que genera en su previsibilidad económica. Para poder distinguir las ventajas competitivas entre  los mismos, capacitarse es cada vez más necesario. Por eso, Expoagro invita al curso sobre Riesgos y Seguros Agrícolas que se dictará en la UCA a partir del próximo 11 de agosto

La conciencia aseguradora crece en nuestro país. Durante las campañas, los productores agropecuarios incrementan la suscripción a seguros agrícolas, tal es así que las últimas estadísticas indican que más del 60% de la superficie cultivada de cereales y oleaginosas ha sido asegurada.

Para comprender los conceptos básicos de los riesgos y seguros agrícolas vigentes, Expoagro invita a la capacitación que dictará el  Lic. en Administración de Empresas y Contador Guillermo Thomas en la Universidad  Católica Argentina –UCA- y que girará en torno a la mencionada temática.  Durante 4 encuentros, programados para los días martes a partir del 11 de agosto de 18 a 21 hs. en la Sede de Colegiales, (Gral. Ramón Freire 183, CABA), estudiantes y profesionales de las Ciencias Agrarias podrán profundizar, capacitarse y renovar conocimientos sobre los diversos aspectos de los seguros agrícolas.

“Nuestro país posee una sólida tradición aseguradora. El granizo es el flagelo que más frecuentemente asola a nuestros cultivos.  Desde fines del siglo XIX se vienen cubriendo nuestras cosechas, inicialmente de trigo, alcanzando un porcentaje muy elevado de aseguramiento con respecto a otros países.  También se destaca el alto número de compañías que operan en el mercado en la rama granizo comparado con otros países de la región y el mundo, en donde el seguro multirriesgo ocupa la mayor proporción del mercado, mientras aquí sigue siendo el granizo”, afirma Thomas, director del curso.

seguros2

El contenido de las charlas está orientado a analizar la operación y los procesos desde la óptica de las compañías, de las reaseguradores, tasadores y clientes. “La información se encuentra muy segmentada y pensamos que unificarla y brindar un panorama completo de la actividad enfocado en lo práctico, en lo usual y en las preguntas frecuentes que los actores se hacen a la hora de contratar y operar cuando suceden daños, contribuiría al desarrollo del sector”, reconoció Thomas.

Recientemente se aprobó el marco regulatorio para diseñar productos basados en índices, apuntando a satisfacer coberturas de riesgos de economías regionales. Pero en la escala evolutiva de aseguramiento de riesgos de cultivos, Thomas sostiene que aún falta mucho por recorrer.  “El trabajo conjunto privado-estatal para el diseño de coberturas multirriesgo e índices aun no ha echado luz en la Argentina como en muchos países.  Tampoco se ha desarrollado con éxito coberturas de ingresos de riesgo”, evaluó.

Asegurar a tiempo

La alta adopción de coberturas de seguros agrícolas en el país y su crecimiento en las últimas campañas demandan mayor grado de conocimiento y capacitación por parte de quienes tienen la responsabilidad de gestionar una explotación agropecuaria, de las compañías que los ofrecen y de los entes u organismos de control.

“Conocer qué tipo de riesgos castigan una determinada zona más que otra y las estadísticas disponibles para su análisis resulta vital para quien gestione una compañía de seguros, administre una explotación agropecuaria o interactúe mediante provisión de servicios e insumos con ellas. Estos cambios previstos impactarán directamente en la cadena de servicios, donde el seguro cumple un rol trascendental que es el de cubrir toda la inversión del agricultor y darle continuidad y previsibilidad  económica a su explotación”, concluyó Thomas.

Ante tantos cambios, y previéndose un incremento sustancial de la mano de obra y personal capacitado en diversas áreas vinculadas a la industria del seguro, la educación se convierte en una necesidad de los actores involucrados que debe ser satisfecha por las instituciones educativas formales e impulsada por los organismos que regulan la actividad.

Descargar gacetilla: click aquí

 

Te puede interesar: