Nito Artaza en Expoagro 2015

Acompañado por el intendente de Ramallo, Ariel Santalla, el senador nacional por Corrientes advirtió que una Argentina previsible permitirá redistribuir el ingreso ordenadamente y de una forma razonable.

Expoagro es una cita ineludible en la agenda política. Para las próximas jornadas se anuncian varios candidatos a la presidencia y, mientras tanto, algunos dirigentes aprovechan para recorrer la muestra y dejar sus opiniones sobre la actualidad. En ese marco, el miércoles el senador nacional correntino por la UCR, Nito Artaza, no dudó en afirmar que Expoagro es un claro ejemplo de “la potencialidad del sector agropecuario argentino”.

Acompañado por el intendente de Ramallo, Ariel Santalla, el también popular actor adelantó que es tiempo “de pensar en el país que viene para darle previsibilidad al campo y generar una apertura que le permita producir aún más, generando una mejor y más ordenada y razonable redistribución del ingreso”. Para ello, Artaza explicó que se torna imprescindible “terminar con la confrontación, usar el sentido común y la inteligencia para pensar una política pública permanente el sector”.

Por su parte, Ariel Santalla no escatimó elogios para la feria a la que consideró como “la más importante del mundo en materia de agronegocios”. El intendente anfitrión recordó que el campo genera riquezas para todo el país y se lamentó que en los últimos años “se haya privilegiado la discusión ideológica por sobre el potencial productivo”.

El mandatario local también resaltó la necesidad de “recuperar la institucionalidad y la vocación por el diálogo”, para generar políticas superadoras. “Institucionalidad, reglas de juego claras, vocación por el diálogo son herramientas que permitirán liberar toda una energía existente pero que hoy asoma dormida. Las herramientas políticas también son necesarias, pero deben surgir después, buscando regulaciones razonables”, declaró.

También se mostró optimista de cara al futuro. “Cada vez que el campo tuvo la chance de generar dinero, lo hizo. Y lo reinvirtió en el país. No todos los sectores productivos pueden vanagloriarse de ello”, manifestó Santalla. “El campo no es solo la plantita de soja sino un enorme complejo tecnológico e innovador, competitivo como pocos en todo el planeta, y que sigue siendo despreciado inútilmente. De los beneficios del campo viven los productores pero también el país en su conjunto, porque una parte de las políticas públicas se financian con recursos que provienen de las retenciones”, concluyó.

Descargar esta gacetilla (PDF) aquí

Fotos disponibles para descargar en alta resolución aquí

Te puede interesar: