Eduardo Buzzi en Expoagro 2015

El precandidato a gobernador de Santa Fe por el Frente Renovador criticó la decisión de la actual conducción de Federación Agraria de no acompañar el paro del sector. “Convalidar la discrecionalidad implica convalidar el populismo como método político”, advirtió.

Eduardo Buzzi visitó el miércoles Expoagro, “el lugar indicado para hablar de las cuestiones vinculadas a la problemática del sector agropecuario”. En un alto de su recorrida por la muestra, a la que no dudó en calificar como “el patio de mi casa”, el ex presidente de Federación Agraria no ahorró críticas a la decisión de la actual conducción de no acompañar el paro de comercialización anunciado por la Mesa de Enlace para los días 11, 12 y 13 del corriente mes de marzo.

“La conducción de FAA decidió no adherir a la medida de fuerza, desconcertando a los productores. Esto promueve la idea de un acercamiento al ministro de Economía Axel Kicillof y de una entidad mayoritariamente kirchnerista, lo cual nos deja en una posición muy incómoda. Hay un amplio sector que está a favor del paro, de mantener la unidad de las cuatro entidades y de discutir políticas diferenciadas para los productores más chicos pero dentro del marco de una política agropecuaria diferente”, sostuvo Buzzi.

El ahora precandidato a la gobernación de Santa Fe por el Frente Renovador consideró la decisión de no acompañar la medida de fuerza como un “machucón muy grande”. También advirtió que la enorme mayoría de los productores son independientes y por ello aguardan “una política distinta” en materia agropecuaria y “una representación seria y responsable de la Mesa de Enlace en su conjunto”. Sobre la medida de fuerza en sí misma, explicó que si bien se pueden definir distintas manifestaciones de protestas, “vaciar Liniers pone en agenda la problemática agropecuaria, más allá de todo el peso simbólico que una medida de esa naturaleza genera”.

Sobre las políticas que debería trazar el próximo gobierno para favorecer al sector adelantó que “siempre deben ser universales”, aún reconociendo “la imprescindible diferenciación de pequeños productores para evitar que sean fagocitados por los jugadores más grandes”. “Si nos conformamos con que los más chicos reciban en detrimento de la mayoría, convalidamos la discrecionalidad y cuando lo hacemos convalidamos también el populismo como método político y eso es lo que se debe corregir. Si somos responsables tenemos que representar al conjunto”, afirmó.

Acerca de su candidatura por el espacio que conduce Sergio Massa, el dirigente agropecuario contó que pretende contribuir a una expresión claramente desarrollista, dentro de un equipo capacitado “para hacerse cargo de la crisis que dejará el actual gobierno en materia económica y social”. “Me entusiasma pelear por la gobernación de la Provincia de Santa Fe en el marco de un proyecto nacional encabezado por Massa”, dijo.

También reveló que en caso de ser gobernador, se convertirá en representante de los santafesinos ante el Gobierno central y “no un delegado del gobierno central ante los santafesinos”. Reconoció que su provincia tiene un problema enorme con la inseguridad y que hay que actuar rápidamente para combatir este flagelo.

Por último prometió seguir batallando por la eliminación escalonada de retenciones, aliviar la presión impositiva y promover la incorporación de valor a la materia prima. “Es la manera de detener la incesante inmigración interna del país. 17 millones de habitantes a 100 km del Obelisco hablan de una Argentina desquiciada, cuando tenemos una enorme ruralidad para albergar y contener al interior. Por eso es indispensable promover más producción y valor agregado”, concluyó.

Descargar esta gacetilla (PDF) aquí

Fotos disponibles para descargar en alta resolución aquí

Te puede interesar: