Sector ganadería

La selección por temperamento mejora la producción ganadera. En Expoagro se midió la mansedumbre de las razas

La selección por temperamento mejora la preñez, la ganancia de peso y la calidad de la carne. Un animal tranquilo come más, en caso de inseminación artificial se simplifica el trabajo y se disminuyen los accidentes laborales y de los animales.

El tema del bienestar animal y el de la selección genética por temperamento, una característica que se hereda en un 40%, fueron puestas de relieve en Expoagro 2015. El tema vino oportunamente de la mano de las razas Murray Grey, Greyman, Senangus y Senegrey presentes en la feria, destacadas por su mansedumbre.

En Expoagro 2015 se realizó la primera jura de temperamento de la Argentina. El ganador fue el toro Misil, de la raza Murray Grey, de la cabaña Genética del Este, ubicada en Verónica, provincia de Buenos Aires.

De la jura participaron 46 animales.  Para la realización de la prueba se los sometió todos los días al test del Cepo. Esta práctica permite realizar una calificación subjetiva de acuerdo al comportamiento de los animales dentro del Cepo. “Puntuamos a cada ejemplar en un rango de 1 a 5, de acuerdo a su nivel de mansedumbre, siendo 1 el más manso. Además, se evalúa la reacción del bovino al abrir la tranquera, si sale corriendo o se queda tranquilo”, explicó Roberto Vaca, médico veterinario de la UNLP, especialista y capacitador en temas de bienestar animal.

A partir de esta preselección, la siguiente fase se realizó en la pista. Allí el jurado midió la reacción de cada animal a partir de su acercamiento, si el animal se quedaba quieto o por el contrario reaccionaba o intentaba escapar.  El resultado de ese trabajo es lo que hizo a Misil el gran campeón.

Descargar gacetilla (PDF), click aquí
Fotos disponibles para descargar en alta resolución aquí

Te puede interesar: