Francisco De Narváez en Expoagro 2015. El precandidato a gobernador por el massismo consideró que radicar la producción en los pueblos implica darle el envión que la Provincia y el país se merecen y están esperando.

En pocas horas el precandidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires por el Frente Renovador, Francisco de Narváez, recorrió General Villegas, barrio Ejército de los Andes en el Conurbano, y Expoagro, donde llegó prácticamente sobre el cierre. “Queríamos estar para la inauguración pero la lluvia cambió los planes. Luego, la agenda nos impidió volver antes, pero no queríamos dejar de visitarla”, explicó.
El actual diputado nacional adelantó que pretende gobernar con dos gabinetes, “uno que conozca la realidad del Conurbano y otro para el Interior, porque transitan dos realidades completamente distintas”. Y explicó que Expoagro muestra una de las caras de esa realidad, que conjuga la metalmecánica, la genética, “todo lo que el campo está dispuesto y quiere hacer, con industrias que están esperando la bajada de bandera para empezar a producir”.

De Narváez explicó que para atender las diferentes realidades hay que abordar los problemas “con gente idónea”. “Es la única manera de atender los requerimientos lógicos de una ciudad como Villegas que tributa 741 millones de pesos y percibe apenas siete millones. Son desigualdades que hay que atender”, dijo.

Para De Narváez, cuando se habla de campo, no sólo se habla de productores, “sino básicamente de los pueblos del interior, que observa con mucha tristeza la marcha de sus hijos porque su tierra no le ofrece trabajo. “Cuando el campo produce, cuando esa producción se trabaja en el pueblo, las economías regionales se ponen en marcha y le devuelven la esperanza a los jóvenes. Sergio Massa tiene el compromiso de poner en marcha esas economías regionales que serán el motor de la Argentina que se viene”, afirmó.

Sobre las urgencias que padecen algunos cultivos como el trigo, De Narváez aseguró que es vital tomar medidas que resuelvan las distorsiones. “El primer día debemos anunciar el retiro de todas las retenciones, excepto a la soja, que debe ser gradual, porque no se puede ser tan irresponsable de provocar la desfinanciación del Estado con una medida populista. Hay que darles a las economías regionales, trigo y maíz la capacidad de recibir el precio pleno”, anunció.

Finalmente, recordó que una década atrás era impensable suponer que Uruguay y Paraguay exportaran el doble de carne que la Argentina. “Todavía siguen aplaudiendo y agradeciendo a nuestro actual gobierno”, ironizó. “Si podemos radicar la producción en los pueblos, podremos darle el envión que la Provincia y el país se merecen y están esperando”, concluyó.

Descargar gacetilla en .PDF aquí

Descargar imagen en alta: Foto1

Te puede interesar: