Jorge Solmi, Carlos Gareto, Sergio Massa, Gilberto Alegre, Jorge Buzzi.

El líder del Frente Renovador sostuvo que en diciembre se acabarán las trabas para la comercialización de granos. También recordó que el agropecuario es el sector de más rápido impacto en la balanza comercial del país.

Sergio Massa se presentó en la edición 2015 de Expoagro durante la mañana del jueves. Llegó acompañado por dirigentes agropecuarios, legisladores provinciales y concejales de localidades cercanas a la megamuestra rural que se desarrolla en el kilómetro 214 de la Autopista Buenos Aires-Rosario.

Junto a Carlos Garetto, ex presidente de Coninagro y actual asesor agropecuario de los equipos de trabajo del massismo, y Eduardo Buzzi, entre otros, Massa recordó que existe una herramienta en desuso en el país que traería excelentes resultados al sector. Se trata del crédito a valor producto “que puede cambiar las expectativas al sector y que permite compartir el riesgo entre el Estado y el sector privado”. También advirtió que con cinco o seis medidas concretas, el sector tendrá una nueva dinámica.

Algunas de las medidas que el Frente Renovador estaría dispuesto a adoptar para que el campo “deje de ser un enemigo y se convierta en un aliado estratégico” son la eliminación de los ROES que distorsionan la libertad de comercio del productor. Y en relación con las retenciones, indicó que se abordará en el Congreso la ley hoy cajoneada que establece su eliminación a las economías regionales, a los cultivos de invierno y al trigo. Para el maíz, la eliminación sería temporaria y en soja se prevé una quita de retenciones de dos puntos a medida que se sumen cinco millones al total de la producción.

También planteó que se establecerá un piso para no desfinanciar al Estado. E indicó que la quita de retenciones será paliada con la aplicación de gravámenes al juego, a la renta financiera y a actividades como la comercialización de cigarrillos, que provoca mucho daño a la salud y a las arcas del Estado, por las enfermedades que genera. En este punto, explicó que la actividad de los productores de tabaco no será alcanzada, ya que generaría un perjuicio para las economías regionales.

“Así estaremos compatibilizando ingresos, callando las voces que nos acusan de que bajando las retenciones eliminaremos la Asignación Universal por Hijo. Porque no se puede mantener a un sector productivo con la soga al cuello, apretándosela cada vez más, beneficiando, en cambio, a cuatro o cinco vivos, como los molinos harineros, que se ven beneficiados por la actual política”, criticó Massa. Y sobre la recuperación de los mercados resignados en los últimos años, indicó que “cada embajada se transformará en una oficina comercial del país y cada embajador en un agente de venta de los productos argentinos”.

Al lado de Massa, el precandidato a gobernador de Santa Fe, Eduardo Buzzi, recordó que en 2002 el ex ministro de Economía Roberto Lavagna convocó a los presidentes de las cuatro entidades agropecuarias para reconocerles que la reactivación económica había empezado en el interior y estaba llegando a la ciudad. Y Carlos Garetto completó la idea de sus compañeros de Partido señalando que el sector agropecuario está en condiciones de aportar “miles de soluciones a la sociedad argentina”.

Descargar gacetilla en (PDF), click aquí

Fotos disponibles para descargar en alta resolución aquí

Te puede interesar: