La entidad bancaria espera que la tendencia positiva que vivió el mundo de los agronegocios se afiance en 2017. Y la próxima edición de Expoagro podría ser el punto de largada de una exitosa nueva etapa.

El año 2016 significó el despegue de la actividad agroindustrial y la expectativa está puesta en que en 2017 se consolide ese crecimiento. Productores, contratistas, semilleros, fabricantes de maquinarias y cada uno de los integrantes de la larga cadena de valor tienen los ojos enfocados hacia lo que va a venir. Y esto no escapa a las entidades crediticias, que como Banco Galicia, nuevamente auspiciante de Expoagro, apuestan a que en este año se afiance de manera firme la recuperación del campo.

“Siempre estuvimos junto al sector agropecuario y a la extensa cadena de valor que este genera en los peores y en los mejores momentos, y es lógico tener expectativas positivas para el sector”, sentencia Marcelo Mc Grech, gerente de Agronegocios de la entidad. Y en ese sentido, el Galicia volverá a formar parte de Expoagro como auspiciante de la exposición más importante del país que se desarrollará del 7 al 10 de marzo en el nuevo predio estable de San Nicolás (en el kilómetro 225 de la RN 9).

“Vamos a estar en Expoagro porque reafirmamos nuestro compromiso con el país, que es tan largo como la trayectoria del banco”, señala el directivo, quien considera que la exposición puede convertirse en el puntapié para la expansión de los agronegocios. “Nuestra expectativa es que se consolide el sector agropecuario para que vaya creciendo la inversión en tecnología y el agregado de valor para toda la cadena”, agrega, con la idea de que el banco pueda abastecer y apoyar ese impulso con toda una serie de créditos de corto, mediano y largo plazo.

Según la visión de Mc Grech, el sector agropecuario reaccionó de manera muy positiva a las medidas económicas implementadas por el nuevo Gobierno, y se pudo observar a lo largo de 2016 una incipiente tendencia a la adquisición de maquinarias y equipamientos, un incremento en la toma de créditos y una suba en el volumen de operaciones y movimientos de fondos. “Se utilizaron mucho la tarjeta Galicia Rural y los créditos en dólares, aunque muy abocados a lo que es el corto plazo y la próxima campaña”, explica el ejecutivo, quien considera que la apuesta ahora es traducir ese mayor dinamismo económico del sector en un incremento de las líneas de largo plazo para financiar equipamiento y proyectos de inversión.

En ese sentido, hay una novedosa cantidad de herramientas que Banco Galicia está desarrollando y ofreciendo para incrementar los productos y servicios, como los préstamos para ganadería, lechería, préstamos con cobertura de precios en el mercado a futuro. “Sin duda el foco de la próxima campaña va de la mano del largo plazo, para la adquisición de maquinaria, la integración de la producción en el agregado de valor, proyectos de energías limpias y otros tantos ejemplos que podemos mencionar”, revela el gerente de Agronegocios de la compañía, quien destaca además que las tasas de interés en pesos bajaron sustancialmente en el año, aunque para el agricultor la posibilidad de tomar dólares es más atractiva. Sin duda las líneas de organismos bilaterales y la generación de un mercado de capitales más activo serán clave para alcanzar los plazos acordes a las necesidades de las empresas.

A la hora de recomendar las mejores opciones que tienen actualmente en cartera los productores, Mc Grech no duda: “Hoy por hoy, la tarjeta Galicia Rural es una gran herramienta de compra. Es crédito en el bolsillo. Y luego tomar préstamos en dólares a pagar a cosecha. Para el productor agrícola es la mejor combinación que existe”. Sin embargo, aclara que el correcto gerenciamiento financiero de la empresa maneja múltiples variables y diferentes realidades. “Hay liquidez en el sector y el productor busca las mejores condiciones como siempre. Hasta ahora la demanda de préstamos ha sido buena, corriéndose más a fin de año, motivado en mi opinión por los nuevos paquetes tecnológicos”, considera.

Por último, Mc Grech festeja la decisión de Expoagro de afianzarse en la localidad bonaerense de San Nicolás. “Da una sensación de mayor solidez y permite pensar a largo plazo –asegura el ejecutivo en referencia al predio ubicado en el kilómetro 225 de la RN 9 – La infraestructura que se vaya desarrollando sin duda dará mayores comodidades y más beneficios, tanto a los expositores como a los que visiten la muestra”. Y a su vez, resalta la presencia de la exposición como un punto de encuentro entre los distintos actores del sector. “Se cierran operaciones a lo largo de todo el año, y en Expoagro se generan y afianzan relaciones con los clientes”, concluye.

Descargar gacetilla, aquí.

Te puede interesar: