La nueva edición de Expoagro traerá como novedad el desembarco de la firma brasileña de maquinaria agrícola Stara, que se destaca por su pulverizadora Imperador 3100 AR, la primera y única pulverizadora autopropulsada con barras centrales del mundo, y la Imperador 3.0, una máquina autopropulsada de doble función, ya que permite aplicar fitosanitarios y fertilizantes.

Del 7 al 10 de marzo, en la localidad bonaerense de San Nicolás (kilómetro 225 de la Ruta Nacional 9), el público que visite la exposición podrá visitar el stand de la compañía que se destaca en el país vecino por su constante evolución y proveer soluciones innovadoras para la agroindustria. Una de ellas fue ubicar los barrales en el centro de la máquina, un sistema patentado a nivel mundial por Stara que provee una mejor distribución de peso y ayuda significativamente a la estabilidad de la unidad, lo que termina generando una mayor eficiencia y productividad en las labores.

Una de las características más destacables de estos equipos son sus barrales de fibra de carbono fabricados en la Argentina por King Agro desde su planta industrial en Campana, provincia de Buenos Aires. King Agro es la única compañía a nivel mundial dedicada a la producción de botalones de fibra de carbono para pulverización, que son luego comercializados por Agrocarbono, quien provee de esta tecnología a la firma brasileña.

La inserción de Stara en el mercado argentino se centra en los dos productos que presentará en Expoagro. Por un lado, el Imperador 3.0 es un equipo pulverizador autopropulsado mixto con un ancho de labor de 30 metros, que pulveriza desde un barral central, pero también tiene la capacidad de fertilizar sólido desde un depósito en la parte trasera. De esta manera, un solo equipo es capaz de reunir dos operaciones permitiendo a los productores reducir costos sin perder eficiencia y calidad en la labor.

Por otro lado se encuentra el Imperador 3100 AR, que se destaca por su barral de fibra de carbono de 39 metros de ancho de labor, ubicado en el centro de la máquina, lo que proporciona gran estabilidad, sobre todo en suelos con terreno irregular, como se suele dar en los cultivos de caña de azúcar o arroz.

Ambos modelos, además de lucir ideas y sistemas originales, cuentan con la tecnología y las comodidades para que el operador pueda realizar su trabajo. Todas las pulverizadoras y fertilizadoras Stara poseen doble tracción, suspensión neumática y son hidrostáticas. A su vez, las unidades se entregan provistas de piloto automático y GPS.

Con 60 años de trayectoria, la llegada de Stara a Expoagro es el anticipo del próximo gran paso que tiene planeado dar la empresa: expandir su negocio en la Argentina, instalando una planta industrial en la provincia de Córdoba, donde prevé la fabricación de fertilizadoras y equipos de pulverización con destino local y para exportar también hacia otros mercados del mundo.

Descargar gacetilla, aquí.
Descarga foto en alta, click acá.

Te puede interesar: