El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) dio a conocer su Boletín Agrometeorológico de los últimos 10 días (segunda década) del mes de septiembre.
Se registraron varios eventos de precipitación de variada intensidad durante los últimos diez días del mes, dejando los mayores valores de lluvia acumulada en el noroeste de la Patagonia, en el sudeste de la provincia de Buenos Aires y en el centro y norte del Litoral. Esto provocó un aumento de la cantidad de agua almacenada en el perfil del suelo, alcanzando condiciones de humedad entre óptimas y excesivas en el este de la región central y en el NEA. Durante los últimos 10 días de este mes, se observó el desplazamiento de un frente frío desde la región Patagónica hacia el noreste del país, con precipitaciones de variada intensidad asociadas. Luego se estableció un centro de alta presión en el centro-este del país que favoreció a las condiciones de buen tiempo. Hacia el final de la segunda década, un nuevo frente frío afectó al este de la región central, con un posterior desplazamiento hacia la región del NEA, dejando los mayores acumulados de precipitación en la zona de Posadas y Oberá (Misiones). Los principales acumulados de lluvia se registraron en Oberá (160 mm); Posadas (107 mm); Ituzaingó (71 mm); Mercedes (64 mm); Paso de los Libres (70,3 mm); Monte Caseros (71,2 mm); Concordia (50,2 mm); El Bolsón (107 mm); Bariloche (86 mm); Esquel (44,3 mm) y Puerto Madryn (28 mm). Las precipitaciones registradas durante los primeros 20 días del mes, resultaron superiores a las normales en el NEA y en la región patagónica y localmente muy superiores a lo normal en el sur de Misiones y en el oeste de la provincia de Río Negro. Se observó un dipolo en cuanto a las temperaturas máximas medias, con anomalías positivas en el centro y norte del país y desvíos negativos en la Patagonia y sudeste de la provincia de Buenos Aires. En cuanto a las temperaturas mínimas medias se registraron desvíos negativos en gran parte del territorio nacional a excepción de la región central, la Mesopotamia, norte de la Patagonia y Mendoza en donde las anomalías resultaron positivas. Se registraron hasta 5 días con heladas meteorológicas en el sur de la región central, mientras que, en el extremo noreste del país se observaron hasta 4 días con temperaturas mínimas superiores a 20 °C a nivel del suelo. Este comportamiento resalta un gran contraste térmico entre el norte y el sur de la región Pampeana. Las precipitaciones registradas en el este de la región central y en el Litoral, generaron una recarga de la cantidad de agua almacenada en el suelo, aunque esto no se ve reflejado en el gráfico de diferencia de almacenaje, ya que los valores de precipitación acumulados de la década anterior fueron superiores a los de esta década. El suelo presentó condiciones de humedad óptimas a excesivas en las regiones antes mencionadas, según el modelo de balance hídrico analizado.
Fuente: SMN