La Cabaña “La Inmaculada” de El Bordo, en el departamento salteño de General Güemes, mostrará la mejor genética nacional en Ovinos Dorper.

“Este año, me interesa mostrar en Expoagro que la cría y producción de corderos es una excelente opción productiva, que permite entrar a un negocio de menor escala, con menor inversión, mayor rotación, con mercado existente y de relativo fácil manejo. Además, quiero hablar de esta raza y mostrar que es una excelente alternativa para mejorar los diversos y variados rebaños existentes”, explica Agustín Arias, titular de “La Inmaculada” y uno de los principales referentes de Dorper en el país.

La Dorper es la raza carnicera del futuro para Argentina. Su origen se remonta a la Sudáfrica de mediados del siglo pasado, cuando se cruzaron los ovinos Dorset Horn con la Oveja Persa.

Entre las principales características de la raza pueden destacarse su excelente adaptabilidad a diferentes ambientes –de allí que tenga presencia en prácticamente todo el territorio nacional- además de su rusticidad, precocidad reproductiva, habilidad materna, rápida velocidad de crecimiento, excelente conversión entre forraje y producción de carne, fácil cuidado y bajo costo productivo (al tener pelo no hay que esquilar) y carne con buen sabor y calidad, de mucha musculatura y poca grasa.

Además, los ovinos Dorper otorgan gran heterosis positiva en sus cruzamientos y su fertilidad no es estacional, ya que puede entrar en servicio durante todo el año, permitiendo una mejor planificación y acomodamiento al mercado.

“El futuro de la Dorper –explica Arias-, al igual que para las otras razas carniceras, pasa por producir más de un cordero por año por vientre, lograr bajos costos y mejorar los índices productivos”.

En este aspecto la Dorper es muy eficiente, ya que elimina el costo de esquila y esto tiene la doble ventaja de facilitar el manejo y mejorar la fertilidad del rebaño general. “Por otra parte, es muy importante reposicionar la carne de cordero para consumo”, plantea el productor de Salta. “En la dieta de los argentinos el cordero debiera estar más presente, por sus excelentes cualidades. Podría crecer mucho su consumo interno, permitiendo una nueva y rentable actividad para muchos productores y a su vez permitir liberar carne vacuna para exportación”, agrega.

La raza Dorper inició su introducción y crecimiento en la Argentina en el último lustro, pero ese desarrollo fue muy lento en los inicios por la dificultad de importación y las restricciones sanitarias. Ya se conocen productores en las provincias de Salta, Formosa, Corrientes, Entre Ríos y Buenos Aires, y también en la Patagonia.

Afirma el cabañero de El Bordo: “Creo que a partir de este momento se dará un inicio de crecimiento y distribución de ovejas Dorper por diferentes establecimientos, para su cruzamiento y mejora de otras razas. Hay un gran interés en mejorar la calidad cárnica, los índices productivos  y la reducción de la lana en los rebaños carniceros.”

“La Inmaculada” presentará la mejor expresión de su genética ovina en Expoagro 2016. “Para esta oportunidad centraré mi oferta en reproductores machos, algunos de ellos puros, y alguno con cruzamiento de Dorper con Santa Inés”, propone Arias.

Está entusiasmado por participar en la gran expo del campo argentino: “Considero que Expoagro es una excelente muestra del sector productivo, un ejemplo en su organización, en su eficiencia, y también en su espíritu federal, al permitir la visita de expositores de todo el país. Año a año se supera, y es un muy buen ámbito para hacer negocios, aprender y compartir conocimientos”, subraya.

“Creo que en general será un mejor año para todo el país y para su producción. En cuanto al sector ovino, creo que tenemos una gran oportunidad para su desarrollo. El mercado y la demanda existen, hay buena genética y es un buen momento para crecer o iniciarse en la cría”, se ilusiona Arias, quien espera con ansiedad y optimismo las jornadas de Ramallo.

Descargar gacetilla: click aquí

Descargar foto

Te puede interesar: