Gacetilla

12/12

Las voces que más saben de maquinaria agrícola

Expoagro sigue homenajeando a las principales empresas metalmecánicas del país. En esta ocasión, representantes de cada una de ellas, definen en tres palabras qué significa la maquinaria agrícola.

En el marco de la semana en la que se celebra el día de la maquinaria agrícola, Expoagro conversó con algunos de sus representantes más antiguos para conocer el lado B de cada uno. 

Se trata de personas que vieron a la industria evolucionar, transformarse y avanzar hacia nuevos horizontes, gracias a las empresas que fabrican e impulsan ese crecimiento.

De acuerdo con los testimonios recolectados, la mayoría coincide en que la maquinaria agrícola significa trabajo, desarrollo y, sobre todo, tecnología

Con la mirada puesta en el futuro

Gerardo Barovero es uno de los empleados con mayor antigüedad de Abelardo Cuffia, empresa dedicada a la agricultura de precisión. Es oriundo de Marcos Juárez, Córdoba, está casado con Raquel y es padre de Florencia y Julieta, fanático del básquet y un amante del rock que tiene como referente a Paul McCartney. Hace 25 años que trabaja en el área de Facturación y Despacho, y es uno de los referentes a la hora de recapitular en la historia de la empresa. Para él, la maquinaria agrícola significa: PROGRESO, PRECISIÓN Y BIENESTAR.

“DESARROLLO, TRABAJO Y PRODUCCIÓN”, así definió los fierros del agro Vanina Rodríguez, quien trabaja en el Área de ventas y cobranza de Apache, la reconocida empresa de sembradoras. Está casada y tiene una hija de diez años, Martina. Su frase de cabecera es «Si buscás resultados distintos, no hagas siempre lo mismo». En este sentido, comentó “Me gusta mucho colaborar con las instituciones en las que participa mi hija”. 

En sintonía, José Enrique Movellán, que trabaja en AKRON, también hizo referencia al DESARROLLO que implica la maquinaria agrícola. Hace 32 años trabaja para la empresa que está situada en San Francisco, Córdoba y se desempeña en el Departamento Técnico y de Procesos. Tiene 65 años, es casado y su hobby, como no podía ser de otra manera, es el Dibujo técnico.

En Buenos Aires, más precisamente en la ciudad de Colón, visitamos la empresa familiar Cestari. Allí, Marcelo Giuli trabaja desde hace 42 años en la firma, a la cual ingresó con 18 años recién cumplidos. Durante su trayectoria trabajó con tres de las cuatro generaciones de Industrias Metalúrgicas Cestari; en primer lugar, con don Nino, luego con Néstor y ahora con Néstor y sus hijos. 

Hoy es el gerente de la firma, pero ha pasado por muchos cargos y roles en la compañía, aprendiendo en cada puesto que le tocó ocupar. Con la pasión de siempre, Giuli es una pieza fundamental en el gran engranaje de Industrias Cestari. Al momento de definir la maquinaria agrícola, se refirió a TECNOLOGÍA, INNOVACIÓN y LIDERAZGO. 

Por su parte, José Grosso integra la familia CLAAS Argentina desde hace 15 años. Actualmente forma parte del equipo comercial y es responsable de zona centro y norte del país. Su frase de cabecera es “La actitud mata el talento”, está casado y le apasiona el fútbol. Aún trabajando en diferentes empresas y zonas, coincidió con Marcelo al referirse a la maquinaria con la palabra TECNOLOGÍA, y agregó que también implica EVOLUCIÓN Y CRECIMIENTO.

Apasionados por los fierros

Con gran orgullo, Daniel Zorat forma parte de la empresa Fontana. Hoy se desempeña como líder en el sector soldadura, y para él los fierros del agro implican PASIÓN, CALIDAD Y PRECISIÓN. “La organización fue clave, crecimos paso a paso, trabajando con constancia. Si lo tengo que graficar, fue un granito de arena a la vez, pasaron muchos años desde entonces, hoy los granos de arena se han sumado, estamos creciendo gracias a la organización y el planeamiento”, confesó.  Disfruta del campo y de compartir momentos en familia.

En tanto, Rodrigo Weisburd es gerente de Asuntos Corporativos de John Deere Argentina. Tiene 45 años, es de Rosario, le gustan los deportes y compartir tiempo en familia y con amigos. Mirando hacia adelante, al hablar de maquinaria agrícola las tres palabras clave vienen a su cabeza son: DESARROLLO, PROGRESO Y FUTURO.

Hace 41 años que Pedro Mentasti trabaja en Yomel, la empresa de 9 de Julio que va camino a celebrar sus bodas de oro. Comenzó a los 22 años como cadete, haciendo todo tipo de diligencias en bicicleta. Estuvo en ese puesto hasta el año 1987, luego empezó a trabajar en el área de repuestos donde se desempeña hasta la actualidad. Como no podía ser de otra manera, para él la maquinaria es TECNOLOGÍA, AVANCE Y UN GRAN FUTURO. 

Seguimos recorriendo la provincia de Buenos Aires y llegamos a Rauch. Allí nos encontramos con el gerente general de JACTO. Carlos Palmieri trabajó en diferentes empresas del agro. “Comencé en comercio exterior, pasé a comercial interno (ejecutivo de ventas), después fui comercial regional viajando por el país, pasé por marketing y fui director comercial con participación en lo financiero hasta llegar a JACTO”, relata. Al momento de hablar de sus hobbies, confiesa: “Están en buena parte concentrados en mi taller personal, trabajando en madera y fierro generalmente con destino a alguna utilidad para mi casa o regalar, aparte de despuntar el vicio del automovilismo con un karting con amigos y mis hijos”.

Para Carlos, la maquinaria agrícola significa: ORGULLO, PASIÓN Y TECNOLOGÍA

Con más de 40 años de antigüedad en la empresa, Omar Picatto se desempeña como integrante y líder del sector de Desarrollo de Metalfor, la empresa de maquinaria ubicada en Marcos Juárez, Córdoba. Querido por todos sus compañeros, los mismos lo definen como un ejemplo de respeto, compromiso y amor por su trabajo. Padre y abuelo de cinco nietos, enseña con el ejemplo a su familia y a sus pares, los valores de la empresa. En este sentido, visualiza los fierros del agro como sinónimo de TRABAJO, PASIÓN y ORGULLO. 

A pocos kilómetros de Metalfor, más precisamente en Noetinger, se encuentra Piersanti Plataformas, pioneros en Latinoamérica en la fabricación de cabezales draper con sistema de corte flexible y flotante para cosecha de soja, trigo, arroz y legumbres.

Allí trabaja Roberto Daniele en el área de Montaje y Posventa. Siempre le gustaron los desafíos y los fierros. Beto comenzó a vincularse con Piersanti dando los primeros pasos como soldador de la incipiente empresa, hace más de 30 años. A los más jóvenes yo les digo que en Piersanti no es lo mismo que en otras empresas. Acá te saludan los dueños”, señala.

A los 59 años, y teniendo en claro que sin esfuerzo y trabajo nada se logra, “Beto” define la maquinaria agrícola como: DESARROLLO, TECNOLOGÍA Y TRABAJO.

A los 18 años tuvo su primer trabajo. “Siempre me gustó tener lo mío. Fui adquiriendo experiencia en distintos rubros, pude aportar esos conocimientos en los lugares que estuve y mejorarlos”, comenta Ariel Bernárdez, inspector de Calidad Especializado de AGCO

“Más allá de haberme recibido de Técnico, me dio la posibilidad de estar en el Área de Calidad por 20 años en una empresa automotriz y gracias a esa experiencia pude ingresar a la Empresa AGCO”, señala Bernárdez. 

Siempre busca dar lo mejor y superarse porque siempre se aprende. A los 56 años, más allá de lo laboral, disfruta de su familia y de la vida al aire libre. 

De esta forma, Abelardo Cuffia, Akron, Apache, Cestari, Claas, Fontana, Jacto, John Deere, Metalfor, Piersanti, Valtra y Yomel dicen presente, caracterizando a la maquinaria agrícola con tres palabras que las definen: una herramienta de trabajo que genera pasión, un orgullo para el país y el futuro de la innovación y la tecnología aplicada a los fierros. 

Todas estas empresas y muchas más relacionadas a los fierros del agro estarán en la gran vidriera de Expoagro 2023 edición YPF Agro. 

Compartir