La Bolsa de Cereales de Buenos Aires estimó que los ingresos de divisas por trigo y cebada superarían los 3.600 millones de dólares.

Este martes 5, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires realizó el tradicional lanzamiento de la Campaña Fina 2020/21. Siguiendo los resultados del relevamiento a más de 1.200 colaboradores en todo el país, Daniela Venturino, analista del Departamento de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales, estimó que el área de trigo a nivel nacional alcanzaría las 6,8 millones de hectáreas en la nueva campaña 2020/21, que de concretarse significaría una expansión interanual del 3%, para alcanzar la segunda mayor superficie implantada desde la campaña 2001/02. En paralelo, el cultivo de cebada retrocedería un 5%, cayendo 50 mil hectáreas y alcanzando una superficie de 950 mil. En conjunto, ambos cultivos cubrirían 7,75 millones de hectáreas, alcanzando un nuevo récord de siembra entre ambos cereales.

En términos de producción, Esteban Copati, jefe del Departamento de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales indicó que el trigo podría alcanzar un volumen récord de 21 millones de toneladas para la campaña 2020/21, mientras que la cebada mantiene un potencial de producción de 3,75 millones de toneladas. De concretarse dichas proyecciones, el aporte conjunto entre ambos cereales de invierno ascendería a un nuevo récord de 24,75 millones de toneladas.

Finalmente, analizando la contribución de las cadenas de cultivos de invierno a la economía argentina, Agustín Tejeda Rodriguez, economista jefe de la entidad, destacó que el Producto Bruto del Trigo y la Cebada en conjunto alcanzaría los 4.200 millones de dólares en 2021, con un crecimiento del 13% en relación a 2020. Este incremento estaría explicado por el aumento de la producción, debido especialmente al incremento en los rendimientos por hectárea, y por un aumento en la molienda y las exportaciones. En valor, las exportaciones de ambas cadenas superarían los 3.600 millones de dólares, mientras el aporte en términos de recaudación fiscal llegaría a los 1.200 millones de dólares. Según Tejeda Rodriguez, para concretar esta contribución serán importante señales claras que despejen la incertidumbre vinculada al marco normativo para la próxima campaña. “Teniendo en cuenta que la perspectiva para los otros granos es menos alentadora, la Campaña Fina será clave para el aporte total del Agro a la economía del 2021”, agregó.

Fuente: Prensa de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires

Te puede interesar: