De izq. a der.: El periodista y conductor, Germán Salomón, Patricio Aguirre Saravia, Presidente de la Cámara Argentina de Contratistas Forrajeros (CACF), Javier Elizalde, miembro de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Francisco Lugano, vicepresidente de los Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA) y Juan Carlos Eiras, Director de la Cámara Argentina de Feed Lot (CAF).

Jueves 3 de diciembre –  Jornada: CREATIVIDAD PARA AGREGAR VALOR A NUESTRO NEGOCIO GANADERA 

Hoy comenzó en el Hotel Termas de Rosario de la Frontera –Salta-, el primer día de la Jornada Ganadera organizada por Expoagro para comprender los desafíos y oportunidades que se abren en el norte argentino. Con propuestas creativas y de la mano de expertos interlocutores, se busca arribar a nuevos paradigmas que permitan potenciar la ganadería en el NOA.

El histórico Hotel Termas de Rosario de la Frontera en Salta fue el escenario que eligió Expoagro para planificar una jornada ganadera que aportó mediante la creatividad y la integración, soluciones que sumen valor a la producción de carne en el norte argentino, la gran usina para que la actividad recupere el brillo de décadas pasadas en que supo liderar en los mercados más exigentes del mundo con cabezas de ganado abundando en los campos argentinos. Ese es el lugar que materializaron los representantes de las entidades agropecuarias, a través de sus reflexiones en el “Living de Protagonistas” que se realizó el primer día de la jornada.

Con pensamientos enfocados en cómo optimizar Caminos de Valor para el Norte Argentino, Germán Salomón, conductor de “Salta Agropecuaria” que se emite por Canal Rural, y también en formato radial por FM 89.9, moderó el panel integrado por María Beatriz “Pilu” Giraudo, Presidenta de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (AAPRESID), Patricio Aguirre Saravia, Presidente de la Cámara Argentina de Contratistas Forrajeros (CACF), Juan Carlos Eiras, Director de la Cámara Argentina de Feed Lot (CAF),  Javier Elizalde, miembro de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y Francisco Lugano, vicepresidente de los Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA).

“Pilu” Giraudo abrió el módulo a través de un video que se proyectó vía streaming dado que se encontraba en la Cumbre de Cambio Climático en París. “La cadena ganadera debe hacer un planeamiento estratégico porque la capacidad productiva argentina desborda a las capacidades de mercado. Debemos trabajar mucho en política internacional. Y también en infraestructura”, reflexionó la presidenta de AAPRESID, y agregó: “La agroindustria y la ganadería hoy juegan un rol estratégico. No pensamos que somos la actividad más importante del país, pero sí que contribuimos fuertemente en activar la rueda económica de este país. La agroindustria es la que le da oportunidades de crecimiento al resto de los sectores”.

Javier Elizalde, miembro de CRA, consideró que “es necesario que el sector ganadero en particular y el agropecuario en general se proyecte en el marco de Políticas de Estado. La política y la dirigencia agropecuaria deben hacer un esfuerzo conjunto para generar este marco donde podamos poner la mirada en los próximos 20 años. No solo se mira qué tipo de país queremos sino qué quiere la sociedad de nosotros los productores. Esta es una falencia que viene desde hace mucho tiempo, que no es sólo de este último gobierno”.

Al momento de analizar la oferta de carne en el NOA, Elizalde comentó que “hay que afianzar la masa crítica. La producción de carne no cubre la demanda de la región del norte. Tiene que haber más cantidad de hectáreas en producción con pasturas, para elevar el stock de vacas y por lo tanto la oferta de terneros. Contamos con la tecnología, la genética y la experiencia para llevar adelante este proyecto. Somos conscientes de que hay que resolver los planteos ambientales pero con diálogo nos vamos a entender. El otro aspecto importante a tener en cuenta es el financiamiento a largo plazo. No hay proyecto ganadero que soporte el corto plazo financiero”.

Elizalde precisó que la primera etapa de la creación de valor está en que los criadores puedan incorporarse a las dos etapas siguientes que son la recría y la terminación. “También para esto contamos con tecnología, experiencia y el grano más barato del país. De esta forma los novillos gordos se terminarán de engordar en el NOA. Este esquema hace que el negocio ganadero sea más diversificado y sustentable. La mayor oferta de novillos va a genera la necesidad de invertir  más en la cadena de proceso”, expresó el miembro de CRA.

Por último, Elizalde les dedicó un capítulo especial a los pequeños productores ganaderos, y opinó que “es necesaria una estrategia diferenciada. Hay que resolver los temas pendientes de tenencia de la tierra y el acompañamiento en la implementación de las tecnologías de producción disponibles, atención sanitaria, capacitación y apoyo en la comercialización de sus productos.

Esto que parece tan sencillo nos va llevar los próximos 20  años. Es tiempo de empezar”.

Juan Carlos Eiras, director de la CAF, ponderó la cantidad de socios que la cámara tiene en el NOA. “En Salta hacemos una reunión al menos una vez por año, organizamos talleres tratando de atender a las necesidades de la región, lo mismo con Tucumán y Santiago del Estero. Por eso consideramos que la transformación pastoril y el desarrollo de los campos en la zona nos marcaron que el norte es un polo de crecimiento importante”, repasó Eiras.

Con respecto al valor que aporta esta jornada organizada por Expoagro, Eiras enunció que se hace en una fecha muy especial “porque todos los eslabones estamos muy optimistas ante el nuevo escenario político- económico que asoma. Pese a que somos conscientes del semestre complicado que tendremos por delante, la realidad es que el principal commoditie que no bajó de precio en el mundo es la carne”.

El director de la CAF realizó el siguiente cálculo para explicar el potencial que la ganadería puede ganar en el norte: “Transportar un novillo gordo del NOA hacia el sur es el equivalente a llevar aproximadamente 8 a 10 kilos de maíz. Si logramos llevar un kilo de carne, el equivalente media res con hueso, ya nos vamos a 15 kilos de maíz en un kilo de carne. Y si todavía redoblamos la apuesta y conseguimos llevar carne deshuesada y empaquetada al vacio y en cajas, ese número pasará a 25 kilos de maíz por cada kilo de carne que transportamos. El NOA tiene la transformación futura porque pese a las sequías y a la falta de capital de trabajo para poblar, guarda una enorme producción forrajera, la posibilidad de generar grandes recrías en territorios importantes y tiene una producción de sorgo, trigo y maíz que lo posicionan en un lugar único”.

Francisco Lugano, vicepresidente de CREA, también ofreció su visión como productor ganadero del NOA.  Consideró que esta zona necesita incorporar un 50% de gramíneas para el cuidado del suelo, y al mismo tiempo para transformar el maíz en kilos de carne. “Hoy el NOA representa el 6% del stock ganadero del país. Imagino que este número sería más alto si tuviéramos más obras de infraestructura en obras de canalización para llevar agua en zonas donde la misma escasea o bien el mejoramiento de caminos rurales que hay que llevar adelante.  Desde CREA sostenemos una agricultura sostenible que debe guardar un perfecto equilibrio entre la esfera social, ambiental y económica. Por eso creemos que el norte debe seguir ese concepto. No podemos pedir sostenibilidad si la producción de maíz en la zona afronta más costos por el tema del aumento de los fletes. Ahí es donde la creatividad debe jugar un rol preponderante para cambiar estos paradigmas. Y necesitamos una institucionalidad más firme y un rol más fuerte de lo público- privado. El Estado debe barajar reglas más claras”, manifestó Lugano.

El presidente de la CACF, Patricio Aguirre Saravia, también expuso su pensamiento sobre el NOA y las zonas llamadas “marginales”. “En nuestra actividad notamos que esas zonas crecieron en forma abrupta desde el mejoramiento en el manejo de cultivos con híbridos adaptados a alguna limitación climática, y gracias a la capacitación de personas que operan en sistemas un poco mas intensivos sin caer en una exageración en los manejos. A partir de allí, con un buen stock de alimento se comenzó a pensar en mejoramientos genéticos y en planes a mayor plazo en cuanto a selección e intensificación de los sistemas, y en este sentido, el NOA siempre fue un buen termómetro de lo que había que hacer para sobrevivir en situaciones desde el punto de vista climático, o debido a las distancias de los puertos claves, entre otros factores”, formuló Saravia.

En su conclusión,  manifestó que “tanto el NOA como en general la Argentina, tienen una oportunidad de aprovechar su potencial. Lo que resta es pensar de modo menos temeroso, y de confiar en nosotros mismos, correr las barreras culturales históricas de que allá en el norte todo es más difícil. En la ganadería el dueño del negocio es el dueño de la comida, no el dueño del dinero, por ende, sin reservas de ésta, no hay proyecto ganadero posible”.

Descargar gacetilla: click aquí

Descargar foto1foto2, foto3, foto4, foto5, foto6

 

Te puede interesar: