Todos los días, especialistas de INTA, FACMA y Expoagro, pusieron en marcha el proceso tecnológico de precisión que ya es posible implementar en la agricultura argentina.

¿Agricultura del presente o del futuro? La tecnología existe y se expande entre los productores que se animan a tomar decisiones agronómicas en base a la interpretación de una gran cantidad de datos. El objetivo no es otro que la eficiencia basada en la optimización en el uso de insumos.

Sobre cinco hectáreas de maíz Dekalb sembradas en el sector de dinámicas de Expoagro, la feria armó una tribuna y desplegó toda la agricultura digital en tres etapas: siembra, protección de cultivos y cosecha.

Bajo la coordinación general de Luis Negruchi y Sergio Marinelli, los especialistas de INTA Juan Pablo Velez, Fernando Scaramuzza y Diego Villarroel, fueron relatando las prestaciones de las tecnologías que hicieron lo suyo ante los ojos de los espectadores.

Así, tras relatar el trabajo de medición de índice verde que es posible hacer con drones, de modo de contar con una radiografía del lote y determinar las necesidades nutricionales y de control de malezas, una fertilizadora Metalfor hizo su trabajo. El equipo se mostró equipado con un sistema de fertilización variable en tiempo real Greenseeker RT200, transmisión telemétrica de datos y muestreo manual de fertilidad GreenSeekerHandheld.

A continuación, la actividad fue hecha por una pulverizadora Metalfor, con sistema de control y corte de pulverización Trimble FIQ, sistema de pulverización selectiva WeedSeeker y transmisión telemétrica de datos.

En la siembra, una Crucianelli Gringa 1052 equipada con las tecnologías de precisión provistas por PrecisionPlanting hizo la demostración de siembra. La tecnología permite mejorar la performance mecánica de la sembradora y lograr la densidad planteada por el productor al momento de su planificación, mejorar la uniformidad espacial en la distribución de semillas y la uniformidad en la profundidad de siembra.

En la cosecha, una John Deere equipada con sensores NIR que ofrecen información sobre las características cualitativas (proteína y aceite) de los granos, y un dispositivo GPS que permite obtener un mapa de rendimiento, trilló un maíz que fue depositando en una tolva Cestari –fabricada con polímeros, y por ende mucho más liviana- equipada con un sistema de pesaje a distancia provisto por Balanzas Hook. Con estas tecnologías, el productor puede conocer la variabilidad expresada por el cultivo en cada ambiente del lote cosechado y evaluar la respuesta de diferentes propuestas de manejos o ensayos específicos.

Así se cierra el círculo agrícola que, con todos los datos recabados a lo largo del proceso, vuel-ve a empezar a la hora de planificar el próximo cultivo. Una clase práctica sobre la agricultura del futuro, ¿o del presente?

Descargar gacetilla: click aquí

Todas las fotos de Expoagro2016 se podrán descargar desde Google Photos

Te puede interesar: