Lanzó Patriot 350 y 250 Extreme remozada. También presentó a su nuevo responsable de marketing, el brasileño Rodrigo Alandia.

En Case IH saben de sobra que Expoagro es un terreno fértil para afianzar su alianza con los clientes y avanzar hacia la conquista de nuevos adeptos. Fiel a la filosofía de la empresa, en esta nueva edición de la mayor muestra del campo a cielo abierto en Latinoamérica, la firma con sede en Córdoba reservó para los visitantes 2018 el lanzamiento de la pulverizadora Patriot 350 y el relanzamiento de la 250 Extreme remozada. También desembarcó con la flota de cosechadoras Axial Flow 130, 5130 y 7130 para versión arrocera y la línea Puma con los modelos 140, 215 y 230.

El director comercial de Case IH, Christian Lancestremere, fue el encargado de presentar en sociedad al nuevo responsable de marketing, Rodrigo Alandia, de origen brasileño y con amplia experiencia en el segmento de pulverizadoras en Latinoamérica.

Alandia no dudó en afirmar que Case IH repiensa constantemente la manera de producir, “para dar soluciones a los clientes en todos nuestros mercados”. Por eso, en Expoagro convergen todas las soluciones para el mercado argentino: portfolio completo de productos, taller (posventa), todos los componentes de las cosechadoras fabricadas en la planta de Córdoba, soluciones financiera y repuestos.

Sobre la nueva línea de pulverizadores Patriot, el ejecutivo brasileño remarcó que el mercado local es extremadamente importante. “Crece y exige productos de mayor calidad y con soluciones que traigan aplicaciones con menores costos y mejor tecnología de aplicación”, valoró.

Al caracterizar las nuevas unidades, explicó que la pulverizadora Patriot 350 cuenta con chasis y cabina totalmente nuevos. Motorización de 250 HP, motor electrónico, con alta reserva de potencia, baja de 30 y 36 metros, con nueve secciones, imprescindibles para la productividad y la reducción de costos de productos fitosanitarios. La 350 cuenta con un sistema que incorpora “un flujómetro específico para lecturas y válvulas adecuadas para que la aplicación de bajo caudal sea hecha de manera precisa. Aliado a esto, también presenta sistema de regulación de la tasa de aplicación a través de una bomba con sistema PWM”. También cuenta con un sistema de agricultura de precisión completo, piloto automático, corte automático de secciones, control de altura de botalón automático y más confort en la nueva cabina.

Para clientes que demandan una máquina más chica, para Case IH la solución es la Patriot 250 Extreme, máquina de porte y motor menores, botalón más chico pero con tecnología y sistema de aplicación idéntico a la 350. Con motor de 177 HP, cuenta con botalón de 27 metros, nuevas secciones, tanque de combustible de 319 litros que genera alta disponibilidad operacional y regulación de producto, sistema de bajo caudal, cabina confortable, tecnología de agricultura de precisión completa y el sistema de suspensión histórico del modelo Patriot.

Descargar gacetilla, aquí.
Descargar foto en alta, click acá.

Te puede interesar: