De la mano de la Asociación Argentina de Angus esta iniciativa captó la atención de productores de todo el país. Sáenz Valiente, Bullrich y Cía. fue la consignataria que acompañó la compulsa buscando nuevos negocios a partir de la puesta en campo de las nuevas tecnologías.

El remate de hacienda ecografiada es una práctica que se lleva adelante desde hace más de una década, afirma Ignacio Harris, director técnico de carnes de la Asociación Argentina de Angus. Y la decisión de llevarlo a Expoagro estuvo motivada por la cantidad de nuevos criadores que se van incorporando a la actividad, para que conozcan las iniciativas de la entidad y para comenzar a trazar un nuevo parámetro que “ayude a cambiar la tipificación de la carne argentina”, indicó Harris.

El ecografiado mide el ojo de bife, espesor de grasa dorsal, marbling y grasa de cadera de cada animal, ofreciendo un parámetro de calidad en la relación músculo-hueso y músculo-grasa de cobertura. Esta práctica agrega valor, primero, porque a partir de la medición realizada en un reproductor, el criador puede ir seleccionando objetivamente por los datos de calidad que brinda la herramienta. En los lotes presentados en Expoagro, el 80% de los animales cuadraban dentro del grado de grasa 1 (menor a 8 mm.) y el 20% restante dentro de grasa 2, de 8 a 11 mm. de grasa de cobertura, perfecta para comercializar. Y un ojo de bife entre 54 y 68,8 cm de tamaño.

“El ecografiado procura maximizar los costos, y unir, lentamente, a la producción con la industria y el consumidor. Por un lado, es importante que el que va a invertir ahora, a partir de valores objetivos, conozca la realidad del animal que está comprando. También es preciso que el frigorífico no tenga desperdicio en la depostada con la grasa y que después se informe al consumidor la calidad de lo que está comprando. Con ello aportamos al nuevo sistema que se está preparando para cambiar la tipificación argentina”, reveló el directivo de la Asociación Argentina de Angus.

El pulso del mercado

Desde la consignataria, Gervasio Sáenz Valiente manifestó que en materia de novillos “nunca tuvimos tanta suerte, ya que el mercado sube bien y con ganas”. En cada remate se observan negocios en los que se pagan hasta 2 y 3 pesos más por kilo, aunque el rematador consideró que la razón de ese comportamiento “pasa por el ciclo evolutivo del animal. Hoy es un momento de escasez, el movimiento de precios se va a calmar en 15 o 30 días, se mantendrá estabilizado hasta julio y agosto, cuando caerá un poco, y volverá a subir en septiembre”, explicó.

En el remate, Sáenz Valiente, Bullrich y Cía. colocó novillos en precios que rondaron entre $31,70 los más gordos, a $34 los más livianos. “Ojalá que el año próximo podamos presentar 1.000 novillos ecografiados. Nuestro objetivo es organizar un concurso cuarto pistola, para que la gente pueda ver lo que es un animal vestido y cómo mirarlo por dentro a partir de la tecnología”, apostó.

Acerca de la razón que los motivó a incluir el remate de los ecografiados en Expoagro, Sáenz Valiente contó que vender un ternero, se hace en una feria, a un particular, por teléfono o como sea. “Desembarcar con esta apuesta surge a partir de la decisión de fundar un sistema, un lugar donde la gente sepa que está comprando genética. Como un agricultor no llega a Expoagro a comprar una bolsa económica de cereal, sino que busca la mejor tecnología, quiero que nuestra firma sea representante de esa tecnología, de esa genética los años próximos. Que el criador sepa que tiene un stand donde conocer quién es el vendedor de toros, los datos del animal, contar con un servicio de asesoramiento para conocer la genética que conviene”, puntualizó.

“Yo no crío toros, pero tengo a disposición la mejor genética del país. Entonces, preciso mostrarla. Al no poder hacerlo en el momento en que uno más lo precisa, porque los tiempos de negociación no dan, entonces buscamos un espacio donde el productor pueda encontrar una carpa con los principales criadores exhibiendo lo que estarán presentando este año, además de conocer la genética en exposición. Y consideramos que ese lugar es Expoagro, porque genera siempre nuevos clientes. Uno precisa que los bancos financien a 30, 60 o 90días. Pero esa expectativa comercial hay que extenderla todo el año. Yo pretendo vender acá algo que dure todo el año, para que la temporada siguiente se mantenga el proyecto ganadero generado a partir de lo que nosotros propusimos”, remarcó.

En relación con el remate, los novillos ecografiados dejaron los siguientes precios promedio: 414/427 Kg. (37 animales) $34,00 el kilo; 429 Kg. (8 animales) $33,20; 435 Kg. (20 reses) $33,00 a $33,50; 440/445 Kg. (40 novillos) $32,00 a $33,50; 447/455 Kg. (30 cabezas) $32,50 a $33; 460/470 Kg. (28 animales) 32,50. Lote de 10 animales de 500 kilos, $31,70.

En el segmento televisado, sobre un total de 460 animales, los precios fueron los siguientes: Vaquillonas: 230/240 Kg. Bradford $32,00 a $32,50 el kilo. 270 Kg. Angus Negro $9.600 (animal en pie); 320/330 Kg. Angus Negro $9.500; 350 Kg. Angus negro y colorado $10.70 y Vaca con cría Angus, Hereford y Careta $14.900.

Campos y Ganados

En tanto, estas fueron las cotizaciones promedio que dejó el remate televisado del jueves en el Hotel Colonial de San Nicolás. Sobre un total de 10.207 machos y 5.901 hembras, la jornada dejó estos resultados. Terneros: 160 Kg. $36,30 a $43 ($39,68 promedio); 160/180 Kg. $36,00 a $40,70 ($39,11); 180/200 Kg. $35,00 a $40,70 ($38,18); 200/230 Kg. $35,00 a $40,70 ($37,95); 230/260 Kg. $33,70 a $38,20 ($36,23). Novillitos: 260/300 Kg. $33,70; Más de 300 Kg. $28,50. Terneros Holando: $31,20. Terneras: 150 Kg. $37,00 a $42,00 ($40,12 promedio); 150/170 Kg. $36,00 a $41,10 ($38,59); 170 a 190 Kg. $35,40 a $38,80 ($36,66); 190 a 210 Kg. $34,00 a $40,00 ($36,98). Vaquillonas: 210/250 Kg. $35,00 a $36,50 ($35,61).

Descargar gacetilla, aquí.
Descargar foto en alta, aquí.

Te puede interesar: