El médico veterinario Ignacio Sáenz Valiente ofreció en Expoagro dos charlas sobre Doma Inteligente. Explicó la importancia de reforzar la relación entre animal y domador, como primer paso para acelerar el aprendizaje del caballo.

Durante la 13° edición de Expoagro se brindaron dos charlas dedicadas a la Doma Inteligente, a cargo del médico veterinario Ignacio Sáenz Valiente.

“Doma Inteligente: trabajo pie a tierra y en libertad” y “Doma Inteligente: trabajo montado y corrección de vicios” fueron las charlas brindadas por Sáenz Valiente en el sector ganadero de la “Capital Nacional de los Agronegocios”.

“La doma inteligente es un concepto de cómo debe ser la doma, donde nos enfocamos en la inteligencia del caballo. Todo el tiempo debemos estar pendientes y atentos a cómo aprende, cómo memoriza y qué hacer para que el caballo entienda. No es un sistema de domas, nosotros aplicamos diferentes metodologías pero siempre atentos a ver cómo aprende el caballo”, describió el disertante.

A continuación, detalló: “Trabajamos con el animal suelto, buscando un vínculo, porque eso es lo que facilita el aprendizaje, es difícil que alguien aprenda si no existe ese vínculo. El vínculo te permite equivocarte, porque el caballo no va a tener ninguna reacción en tu contra, porque hay una relación de confianza que no se rompe”.

En cuanto al tiempo que demanda domar un caballo con estas metodologías, el especialista comentó que “en esto el reloj lo tiene el caballo. Esto es cuestión de establecer metas y apuntar a ellas, a medida que voy logrando algo paso a otra fase y así se van logrando las cosas, pero el tiempo no es el determinante. La eficiencia es hacer las cosas bien y en el menor tiempo posible”.

Sobre la charla “Doma Inteligente: trabajo pie a tierra y en libertad”, el domador explicó que “son los primeros pasos que hay que dar para domar a un potro y mostrar diferentes ejercicios para lograr esa relación de confianza y respeto. La segunda charla “Doma Inteligente: trabajo montado y corrección de vicios” consistió en una demostración de ejercicios cuando se comienza a domar a un animal y “que vaya aprendiendo movimientos de riendas y empezar a controlar al potro”.

Sáenz Valiente precisó que el comienzo de la enseñanza es “cuando el caballo terminó su desarrollo. Hay razas más precoces, pero en promedio, es entre los dos años y medio a tres años”.

Por otra parte, el disertante consideró que “se está haciendo más común el buen trato del caballo con diferentes metodologías. Creo que la gente está viendo que tratando bien al caballo se puede acceder a otras cosas. De hecho yo compito y entreno para competencias como el ‘Freno de Oro’ (certamen internacional donde se busca un caballo integral), caballos de polo, caballos peruanos de paso, caballos cuarto de milla, porque lo que quiero es que se vea que, tratando bien al animal se puede llegar a la alta competencia”.

Sáenz Valiente trabaja con el sistema de Doma Inteligente desde 2005, con especializaciones en Brasil y Estados Unidos.

Más información en: www.expoagro.com.ar

Descargar gacetilla, aquí.
Descargar foto en alta, click acá.

Te puede interesar: