Durante la exposición hubo juras de Caballos Criollos y Cuarto de Milla. Además, espectáculos de aparte campero.

La Asociación Criadores de Caballos Criollos congregó en Corrientes a los mejores ejemplares de la región para mostrarle al país la fortaleza de la raza, que en la zona se desarrolla tanto para esparcimiento como para labores en el campo.

Alfredo Meabe, criador de la zona y comisario de la raza en Expoagro en La Rural de Corrientes, contó que “vinieron 57 criollos. Es un número importante ya que esta es una de las exposiciones más numerosas de la Provincia”.
“Corrientes se ha hecho un punto importante de concentración”, indicó Meabe; y argumentó que la causa de esto es aquí “el caballo se usa, es una herramienta que todavía es irreemplazable para la producción de los campos correntinos, que son de produccion extensiva, donde hay pastizales, y terrenos que son difíciles de recorrer. Fundamentalmente el criollo es usado por su rusticidad y porque es el caballo más adecuado para esta zona”.
Hoy Corrientes está dentro de la categoría C, y aclaró: “Pero, con muchas perspectivas por la cantidad de Cabañas que participan en las actividades de la Asociación. A esta exposición no faltó ninguna cabaña correntina, y también vinieron de Entre Ríos”.

Durante la jura que se realizó en Expoagro en La Rural de Corrientes, entre los resultados, en Machos, el Campeón fue de Cabaña La Luna, de Corrientes. El Reservado fue de Cabaña La Pilarica, de Gualeguaychú. El Tercer Mejor Macho fue para Cabaña El Arranque, de Entre Ríos. En Hembras, la Gran Campeón fue de Cabaña Yuquerí, de Goya. La Reservado fue de Cabaña El Rosario, de Corrientes. La Tercer Mejor, de Cabaña Don Manuel, de Entre Ríos. Por último, en Castrados, el Gran Campeón fue de Cabaña La Pilarica, de Gualeguaychú. El Reservado, de Cabaña El Porvenir, de Luis Rivaya, de La Paz.
“El caballo criollo también tiene un rol importante en el esparcimiento”, dijo Meabe, y agregó: “La Asociación tiene muchas pruebas como rodeo, aparte campero, riendas; y las cabañas correntinas tienen muy buenas actuaciones en rodeos. Tenemos el subcampeón y el tercer puesto de este año”.

“Vemos el uso y crecimiento de la raza en usuarios que no poseen cabañas, como es un caballo que no tiene tanto costos de mantenimiento y preparación; y además damos muchas facilidades de cuotas, lo hace muy accesible. Los usuarios compran caballos criollos en remates para destinarlos a actividades recreativas”, resaltó Meabe.

Cuarto de Milla despliega su versatilidad en el Norte
Lisandro Mantilla, de la Asociación Criadores Argentinos de Cuarto de Milla, es criador de la raza desde hace más de 20 años. Celebró que en el último tiempo está creciendo el número de cabañas correntinas que se dedican a esta raza. “Hay muchísimos más criadores de la raza. En esta exposición muchas cabañas nuevas tuvieron buenos premios”, destacó.

El Cuarto de Milla se destaca por su versatilidad. “Es un caballo para deporte, se juega al pato, al polo, en carreras. En el campo, para trabajo, se usa mucho en los rodeos de vacas”, dijo Mantilla.
“Siempre es importante saber qué línea compramos, qué pedigree queremos. La línea de carrera está sacada por tiempos, y no por rienda o por mansedumbre, como cuando uno va a la línea de trabajo o deportiva”, explicó el criador.

“Hoy, por ejemplo, en polo se usan madres Cuarto de Milla, por la docilidad que tiene, por la boca y el manejo; y son cruzadas con pura sangre”, contó Mantilla, y dijo: “Al cambiar la forma de jugar este deporte, que hoy se plantea más de costado, el Cuarto de Milla se desplaza mejor que un pura sangre, que es bueno para hacer largas carreras, pero no para frenar, salir. Entonces la combinación es ideal; esto también habla de la mansedumbre de la raza”.

En esta zona tuvieron el apoyo de Cabaña Graciarena, a la que consideran pionera en la región. “Trajeron caballos de afuera, y todos los últimos campeones son de su sangre. Nos nutrimos mucho de su sangre”, destacó.

Para la región de Corrientes, “que son zonas de campos más pobres, donde generalmente los caballos se achican, tratamos de buscar que el producto tenga una estructura superior. Buscamos que tengan estilo y se adapten a la zona. Que sean rústicos, con buena estructura, y muy agiles”, describió Mantilla.

Por otro lado, señaló que “lo importante es que el caballo se crie acá en la zona, no traerlos de afuera. Y usar buenas estrategias y herramientas de alimentación. La rusticidad se va buscando a medida que uno va criando y seleccionado, ya sea por rienda o por adaptación al campo”.
Los ganadores

En Hembras, la Gran Campeón fue el lote 11, Data Doc Rubi, de Franco Petroselli. La Reservado, el lote 5, Opea E. Ivoty, de Marcela Brunel de Fernández. La Tercer Mejor fue el lote 46, TJ Gladiadora Over, de Juan Alberto Romero Brisco.

En los Machos, el Gran Campeón fue el lote 30, Tata Bucks Step, de Franco Petroselli. El Reservado, el lote 34, CKW Shining Rebel, de Estancias Graciarena. Y el Tercer Mejor fue el lote 32, Neike El Peregrino, Neike El Peregrino, de David Miqueri.

Descargar gacetilla, aquí.

Descargar foto en alta, click acá.

Para ver más imágenes hacer clic AQUÍ

Más información acerca de Expoagro Corrientes en: https://www.expoagro.com.ar/corrientes/

Te puede interesar: