La empresa familiar de Noetinger eligió la primera exposición virtual del agro para empezar a vender su renovado Cabezal Draper Piersanti DF-2035.

Ubicada en una localidad de 5.500 habitantes, con una cultura metalmecánica e industrial, produce tecnología para que sus clientes pueden alcanzar #BuenasCosechas

Guiados por la premisa de no perder de vista la innovación y la necesidad del mercado, en Expoagro 2020 presentaron el nuevo Cabezal Draper Piersanti DF-2035, y en mayo concluyó su validación técnica. Al respecto, Valeria Piersanti, gerente comercial y quien ha visto crecer la empresa que fundó su padre Juan Carlos Piersanti, explicó: “Al draper que desarrollamos en 2007 y que ganó el Premio Ternium Expoagro a la Innovación Agroindustrial 2009, le hicimos una actualización en el modelo a la versión 2020/21”. 

En cuanto al re styling, comentó: “Aplicamos nuevas tecnologías, es un cambio que se da en la estructura y la estética del producto. Algunas aplicaciones de uso más novedosas que tiene el cabezal seguramente serán más aprovechados en un tipo de cultivo que otro. El cabezal se comercializa desde 17 hasta 45 pies de ancho de corte”, y resaltó: “Lo vamos a empezar a comercializar en el marco de Expoagro Digital, y tenemos gran expectativa porque es la primera expo en este formato”. 

Soluciones Made in Argentina

En esta oportunidad, la pyme agroindustrial será auspiciante de Plataformas Agrícolas de la Capital Digital de los Agronegocios, la expo que se realizará el 9 y 10 de septiembre. No podía ser de otra manera, dado que Piersanti hace más de 30 años se dedica a la fabricación y actualización de cabezales convencionales para la cosecha de soja, arroz, garbanzo, arvejas, porotos, entre otros, y además se destaca por el desarrollo del primer cabezal draper argentino

Al respecto, Valeria, otra de las mujeres que han logrado encontrar su espacio en el agro, recordó: “Fue un desafío muy grande: una empresa familiar del interior presentando esta tecnología, no había otra en la industria nacional, y significaba un cambio en el concepto de cosecha, del sinfín a la lona. Un trabajo a pulmón, de alguna manera imponer otro sistema, y hacer pruebas para demostrar los beneficios que la lona brindaba”. 

A los dos años, los clientes se acercaron proponiendo un nuevo desafío. ¿Si pueden hacer un cabezal nuevo por qué no hacen ese sistema sobre la plataforma que ya tenemos? Si bien en aquel momento les pareció raro, lo intentaron. Hoy las reformas de cabezales convencionales a sistema draper explican aproximadamente el 70% de la facturación de la empresa

Otro gran desarrollo fue el cabezal hilerador draper, el cual también resultó galardonado con Premio Ternium Expoagro a la Innovación Agroindustrial 2019. En este sentido, Valeria detalló: “Es un cabezal pensado y diseñado para el sector porotero. Una solución que aportamos a esta forma agronómica de trabajar el poroto, en vez de cosecharlo de manera directa como ocurre con la soja, primero se corta, se hilera y luego se recolecta”. A su vez, la gerente comercial subrayó la importancia del trabajo en conjunto con los clientes: “Sin ellos no podríamos hacer lo que hacemos, de la mano de ellos crecemos generándoles soluciones a sus necesidades”. 

Mucho se habla de la competitividad en el agro, la cual está medida en términos de optimizar recursos, bajar las pérdidas y mejorar los rendimientos. “En el caso de Piersanti, el cabezal de lona, ya sea en el draper nuevo o como una transformación, le aporta al productor o al contratista múltiples beneficios: mejora la productividad y la rentabilidad”, concluyó Valeria, quien desde hace 13 años trabaja en la empresa.

Más información en: https://www.expoagro.com.ar/expoagrodigital/

—-
> Descargar gacetilla (.docx)
> Descargar imagen (.JPG)

Te puede interesar: