Gacetilla

11/03

Un nuevo recolector hilerador draper de Piersanti debuta en Expoagro

En Expoagro 2022, la pyme cordobesa presentó oficialmente su nueva tecnología en cabezales drapers.

Esta vez, la empresa de Noetinger, introduce su último desarrollo en un segmento de mercado novedoso para la marca que va destinado a productores y contratistas forrajeros. El nuevo recolector hilerador draper Piersanti modelo RHD-8200 es una solución novedosa para Argentina, ya que apunta al movimiento mecánico de las hileras de forrajes con destino a ensilaje o producción de heno de una manera totalmente configurable según las necesidades del momento y con un tratamiento más delicado y eficiente del cultivo.

El cabezal RHD-8200 está diseñado para acoplarse directamente a una segadora autopropulsada. De esta manera mejora notablemente la performance del movimiento de las hileras y la calidad del heno en comparación con los sistemas tradicionales. Tiene un ancho de trabajo variable de hasta 8.200 mm gracias a un sistema de brazos pivotantes comandados hidráulicamente.

El sistema de apertura y cierre de los dos recolectores que componen el cabezal con lonas, se puede accionar sin la obligación de detener la segadora, lo que agiliza los tiempos de trabajo y permite hilerar hacia la derecha o izquierda con ambos recolectores cerrados mientras que cuando las andanas están distanciadas, se puede hilerar al centro. También permite trabajar con el giro de las lonas de manera individual, haciéndolo en el mismo sentido como también, en sentido contrario.

Valeria Piersanti, gerente de ventas de la firma, aseguró en el acto de lanzamiento en Expoagro, que con este producto la empresa apunta a la diversificación de la producción. Confirmó, además, que para 2022 estará disponible una serie limitada para la venta, aunque para 2023 la producción se ampliará sensiblemente.

Ventajas

La ventaja del cabezal recolector hilerador draper RDF-8200 de Piersanti, a diferencia de los sistemas de rastrillos convencionales estelares o giroscópicos, está en la inferior descamación y menor contaminación del heno. El cabezal se acopla en la parte frontal de la segadora, se anticipa   la pisada de los neumáticos, evitando la descamación o pérdidas de hojas secas y minimizando la contaminación del material.

Otra de las ventajas es la facilidad de maniobra, ya que, al trabajar frontalmente, se facilita el trabajo sobre todo en campos pequeños. El derrame de producto es otro diferencial. En campos donde hay presencia de hoyos o huellas, los rastrillos convencionales no alcanzan a trasladar todo el material, mientras que, con el sistema de lonas, las pérdidas se disminuyen en forma notable.

A diferencia de los rastrillos, el material cortado no se arrastre por el lote hasta la conformación de la hilera, sino que se recolecta y se mueve mediante lonas hacia los extremos o el centro según la dirección elegida.

Con el RHD-8200 también se minimizan los daños al cultivo que se encuentra en estado de rebrote bajo las hileras, luego de algunos días de cortado. Los rastrillos convencionales causan daños en ese punto.

El ahorro de combustible también es otra ventaja comparativa. La mayor versatilidad al momento de formar hileras hacia la dirección que se necesite, permite un máximo rendimiento de la picadora para ensilar y de la prensa, reduciendo las horas de trabajo y consecuentemente, los consumos de combustible.

>> Descargar imagen, click aquí

Compartir